Ushuaia, Tierra del Fuego

Seguinos en las Redes Sociales

DAMIÁN STAZZONE: "QUIERO QUE EL FUTSAL SE INSTALE EN ARGENTINA"

#Futsal Tras el subcampeonato conseguido en Lituania, Damián Stazzone habló y dejó muchos títulos.

19/10/2021 |

(Por TyC Sports) 

Damián Stazzone es un histórico de la Selección, jugó tres Mundiales y fue campeón en 2016. Símbolo de San Lorenzo y ganador de la Copa Libertadores 2021, actualmente juega en el CMB Matera de Italia.
 
A veces sucede que la diferencia entre consagrarse el mejor del mundo o quedar segundo es exigua, mínima. En el fútbol puede ser una pelota que da en el palo y se va afuera. Esto le ocurrió a la Selección Argentina de Futsal en la final ante Portugal en el último Mundial disputado en Lituania. Estuvieron muy cerca de obtener el bicampeonato, pero no se pudo. De todos modos, no hubo reproches y pasada la bronca por lo que no pudo ser, se felicitó a un equipo que hizo vibrar al país con un deporte que todavía no está instalado masivamente pero que de a poco empieza a desarrollarse.
 
Un histórico de la Selección Argentina es Damián Stazzone, símbolo del San Lorenzo campeón de la Libertadores de 2021, quien una vez terminado el mundial no pudo regresar a nuestro país porque se fue a jugar a Italia al CMB Matera. En la entrevista por zoom, el defensor reconoce: “No ganar el mundial me generó tristeza. Estábamos muertos pero bronca no. Nosotros teníamos la sensación que si íbamos al alargue lo ganábamos. Le llegamos por todos lados y no le pudimos hacer el gol. Pasan los días, uno va canalizando esa tristeza y hoy ya pienso y digo, no era para nosotros, porque hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance y no se dio. Era palo adentro o palo afuera. No nos reprochamos nada. Cuando no es para vos después que hiciste todo, es que no se tenía que dar”.
 
En lo que respecta a la competencia interna, la Argentina está todavía lejos de la organización que tienen las grandes potencias del futsal. Y este es uno de los puntos en los que Stazzone cree que se debe mejorar. “Hay que ser conscientes que el futsal en Argentina es un deporte nuevo, que no tiene tanto recorrido como el básquet y el vóley, pero sí creo que a partir de lo que sucedió con la selección en el 2016 podríamos haber mejorado más. Crecimos mucho, ya que hay un montón de jugadores que pueden vivir del futsal, cosa que antes no pasaba, pero si nos faltó esa explosión a nivel nacional. Porque hoy todos los que viven de este deporte están en Buenos Aires, y son los que tienen la mejor infraestructura, la mejor competencia, los mejores cuerpos técnicos. Todo eso hace que haya una diferencia con respecto a los jugadores del interior, que a la larga lleva a que los jugadores de la selección sean todos de Buenos Aires. Es muy difícil para un chico que juega en Mendoza, Córdoba o Ushuaia que lo vean y si lo ven lamentablemente no tiene el nivel, pero no por falta de capacidad sino por falta de oportunidades. Ese es el paso que nos falta y esperemos que se dé después de este último Mundial”.
 
Entonces, ¿falta que se federalice este deporte?
Cuando salimos a competir con la selección, las potencias que son Brasil, España, Rusia, Portugal tienen ligas que son nacionales. Y no es una excusa la extensión territorial porque Rusia y Brasil tienen grandes superficies, las distancias que hay que recorrer son muchas, pero eso no impide que tengan sus ligas nacionales. Esto demuestra que en la Argentina también se puede hacer. Y que no exista una competencia así nos perjudica a nivel de selección, porque hay muchos chicos que no se pueden desarrollar y quizás tienen un nivel increíble, pero además es una desigualdad para aquellos que no pueden jugar en sus provincias.
 
¿Y a qué atribuís que Argentina haya conseguido un campeonato del mundo y un subcampeonato cuando estructuralmente falta mucho?
Creo que en la selección se trabajó muy bien. Muchas veces en el deporte en la Argentina se dan grandes hazañas, por ejemplo, que un deportista pueda obtener una medalla, pero en el caso del futsal no fue una hazaña sino el resultado de un montón de tiempo de trabajo. Nosotros éramos conscientes de lo que nos faltaba, cuales eran nuestras debilidades, en que aspectos nos podíamos hacer fuertes, y se laburo mucho en función de eso. Siempre digo que, si a nosotros nos analizan de manera individual con respecto a otras selecciones, no somos los mejores del mundo, por ahí vos me ves jugar al lado de un brasilero o un español y seguramente es mejor que yo. Entonces sabiendo que nuestro juego no iba a sacar diferencias desde lo individual nos hicimos fuertes como equipo. Trabajamos mucho el aspecto colectivo. Y en eso hicimos la diferencia. Pero creo que se podría mejorar mucho más si logramos un deporte que sea nacional y que pueda retener un poco más a los jugadores, ya que hoy somos muchos los que jugamos en el exterior y eso le da menos chances al cuerpo técnico para trabajar.
 
Después de lo que se logró, ¿cómo avizorás el futuro del futsal?
Esto va a generar que más chicos y chicas quieran jugar al futsal. Sabemos de la importancia de los medios, el hecho que se haya transmitido el campeonato por la TV Pública hizo que mucha gente comenzara a interesarse por el futsal. Yo veo al deporte como un medio para llegar a algo y desde ese lugar creo que el futsal puede ocupar un rol social muy importante. Por eso el desarrollo debería ser a través de los clubes, pero también a partir del Estado. Porque creo que el futsal le da la oportunidad a muchos chicos y chicas de hacer deporte. En Argentina son muy importantes los clubes de barrio, y esto es algo que nos diferencia con respecto a otros países. En estos lugares los pibes juegan al baby fútbol, pero pueden hacerlo hasta los 13 años. En el futsal no. Y para mi dejar a los chicos sin deporte en una edad tan delicada es complicado, por eso creo que el futsal puede aportar muchísimo y desde este lugar es que hablo de que el Estado se involucre para lograr un desarrollo deportivo y social apostando a programas de crecimiento nacional. Además, considero que una de las deserciones más grandes que hay en el fútbol es a los 18 años cuando no se firman contratos. Y los que quedan en el camino no pueden insertarse en otro deporte. Y el futsal le da la oportunidad a esos pibes que no firmaron contrato en cancha de 11 de seguir vinculados al fútbol de manera profesional o semi. Yo creo que ahí habría que hacer un desarrollo más integral, entre clubes, la AFA y las gobernaciones para lograr un crecimiento más fácil y justo de este deporte. Con los clubes de barrio la base está instalada falta darle desarrollo. Si me preguntas, mi anhelo es que el futsal se instale en la Argentina como un deporte más.
 
Estudiaste una carrera, ¿cuándo nació esa inquietud?
Siempre tuve ese objetivo. Me molesta que se ubique al fútbol en una burbuja. A mí nunca me gustó encerrarme solo en el deporte. Elegí una carrera alejada del fútbol. Me llevó mucho tiempo, pero la pude terminar. Fue un aprendizaje pasar por la universidad, me gusta todo lo relacionado con la comunicación puertas para adentro, por ejemplo, en los clubes.
 
¿Se puede vivir del futsal?
La AFA tiene cuatro categorías. En la A todos los equipos tienen jugadores que viven del futsal. Después depende del presupuesto de los clubes. Los que más gastan son Boca, San Lorenzo, Camioneros. Estos tienen diez jugadores que viven del futsal, después otros tienen 5, otros 2. No se puede establecer un promedio porque es muy dispar todo. Yo desde el 2014 que vivo de este deporte. Igual en la Argentina no te salvás. Eso sí pasa en Europa. Por eso muchos jugadores se van a jugar afuera. La diferencia es grande. Que a la selección le vaya muy bien abrió la posibilidad de que muchos se fueran a jugar a las mejores ligas.
 
Damián es hincha fanático de San Lorenzo, iba a la cancha con su papá. Quería vestir la camiseta de su club en cualquier deporte y así fue como arrancó desde muy chico a jugar futsal. A pesar de que hoy se encuentra en Italia, tiene claro donde quiere terminar su carrera.
 
“Quiero retirarme en San Lorenzo. No me fui por una cuestión económica. La última etapa estuve desde el 2014 al 2021 y fue muy desgastante porque yo no me dedico solo a jugar al fútbol, sino que me involucro en más cosas, me comprometo y eso me generó una presión muy grande. Cuando ganamos la Libertadores sentí que cerré una etapa y quería darme un respiro, pero estoy seguro que me retiro en San Lorenzo. Y después quiero ser parte del desarrollo del futsal a nivel nacional, quiero vivir y trabajar para eso”, concluye Stazzone.

Te puede interesar

#Atletismo Finalizó el Campeonato Argentino de Carreras de Montaña.

05/03/2024

#Rugby Neuquén venció 38 a 7 a las Águilas en la primera fecha del Regional.

04/03/2024

#Municipales El 6 de Marzo comienzan las inscripciones para las Escuela Deportivas Municipales.

04/03/2024

#Atletismo Pablo Ernaga y Daniela Martínez los mejores de la prueba a beneficio del club Celeste.

04/03/2024