VICTORIA Y TOP 3 EN EL CAMPEONATO PARA GUERRIERI


 Con un triunfo histórico en la tercera carrera del WTCR (Copa FIA Mundial de Turismo), la más larga de la décima fecha de la categoría que cerró su calendario 2018 en el exigente Circuito da Guia de Macao, Esteban Guerrieri se convirtió en el primer argentino en ganar en la pista asiática, una de las más famosas del planeta, donde varias especialidades disputan una de sus competencias más importantes de la temporada.

El piloto de ALL-INKL.COM Münnich Motorsport venía de un remarcable quinto puesto en la Carrera 2, un resultado que le había garantizado una cantidad de puntos suficiente como para quedar muy bien posicionado a la hora de pelear por el tercer puesto final en el certamen, tal como sucedió.

En esa prueba de ocho vueltas, Guerrieri largó noveno por el sistema de grilla revertida, peor avanzó bastante aprovechando algunos incidentes ajenos y luego al pasar a su compañero Yann Ehrlacher mientras que el tercer Honda Civic Type R de la escuadra, el de Timo Scheider, peleaba por el liderazgo antes de ser superado por el Audi RS3 LMS de Frédéric Vervisch, quien se convirtió ni más ni menos que en el 15° vencedor del año inaugural del parejo WTCR.

Dos horas y media más tarde, volviendo a ocupar la primera fila junto al Volkswagen Golf GTI de Rob Huff merced a haber clasificado segundo el viernes, el porteño se planteó la posibilidad de una estrategia de ataque desde el comienzo en la tercera competencia. Empezó por largar de un modo impecable, en un movimiento crucial para subsecuente  éxito, ya que fue en ese instante que Esteban adquirió la punta para ya no despojarse de ella hasta recibir antes que nadie la bandera a cuadros.

El británico, siendo el volante que más veces ha subido al tope del podio en el historial del evento, ejerció una fuerte y constante presión sobre el sudamericano, que éste supo resistir cabalmente, a base de un ritmo sostenido y alto y de impecables y limpias trayectorias en una lucha a la que se sumó que habían quedado maltrechos en incidentes varios, se le solicitó al argentino que devuelva dos lugares. A partir de entonces, hizo todo lo posible por mantenerse cuarto, consiguiendo su cometido a pesar de los embates de un rival en la parte final de la prueba de 23 giros.

El representante de Honda Racing había dicho poco antes que su principal cometido era buscar el tercer puesto en el ranking definitivo del campeonato, cosa que efectivamente logró al imponerse de manera rotunda en la intrincada pista asiática, a veces encajonada y lenta y a veces tan veloz en extremo según la zona que se recorra a lo largo de sus 6.120 metros de extensión.

Mientras que el italiano Gabriele Tarquini (Hyundai i30 N) se quedó con el título a los 56 años, Esteban Guerrieri cerró una temporada brillante en la Copa FIA Mundial de Turismo, anotando su nombre entre los más consagrados de la disciplina e inscribiéndose entre los grandes del automovilismo argentino a nivel internacional, con triunfos ni más ni menos que en este lugar, además de Nürburgring y otros podios en escenarios de diversa índole.

“Siento una felicidad inmensa por haber cerrado la temporada 2018 de la mejor manera posible y tal como me lo había propuesto: ganando en Macao y siendo tercero en la tabla definitiva de puntuación. Ha sido un año de muchas emociones, desde la consagración en el Nordschleife hasta la euforia en el giro de honor aquí haciendo flamear por la ventanilla de mi Civic la bandera argentina, pasando por otras frustraciones que, quién sabe, de no haberse dado así, me hubieran permitido pelear por la corona en el primer ciclo de la categoría con este reglamento. En la Carrera 2, me libré de un toque aparatoso delante de mí entre Ehrlacher y el Cupra de Pepe Oriola y así avancé de noveno a quinto, sumando unidades valiosas. Largando desde la primera fila, todo fue más redituable en la Carrera 3. Imaginaba que si movía bien, procuraría tomar la punta y resistir al pelotón en la trepada montañosa sin exigir en demasía los neumáticos delanteros, principalmente el izquierdo, que era el más sufrido en las curvas, como por ejemplo en el conocido viraje a la derecha llamado Mandarin, adonde legamos a casi 240 km/h. Previsiblemente, Huff me presionó sin respiro, pero con mucho respeto. Salió una competencia muy linda, con diferencias exiguas más allá de la presencia del pace car a mitad de la misma. Cuando terminó, apenas lo podía creer y no pude contener mi emoción adentro del coche o yendo hacia el podio. Siempre puse mi mayor esfuerzo, lo cual contribuyó a una temporada inolvidable, sumado al apoyo de mis patrocinadores, de mi familia, de mis amigos y del público latinoamericano y de todo el mundo que me siguió, dándome su aliento”, dijo Guerrieri.


Carrera 2 Macao
1-Frédéric Vervisch (Audi RS3 LMS) 20:30.967 
2-Timo Scheider (Honda Civic Type R) +1.713
3-Yvan Muller (Hyundai i30 N) +2.132
4-Kevin Ceccon (Alfa Romeo Giulietta) +5.608
5-Esteban Guerrieri (Honda Civic Type R) +6.422

Carrera 3 - Macao
1 Esteban Guerrieri (Honda Civic Type R) 37;53.401
2 Rob Huff (Volkswagen Golf GTI) +2.368
3 Norbert Michelisz (Hyundai i30 N) +3.354
4 Yvan Muller (Hyundai i30 N) +4.488
5 Yann Ehrlacher (Honda Civic Type R) +5.367

Campeonato WTCR 2018
1 Gabriele Tarquini 306 (Campeón)
2 Yvan Muller 303
3 Esteban Guerrieri 267
4 Norbert Michelisz 246
5 Jean-Karl Vernay y Pepe Oriola 245