ESTRELLA AUSTRAL, ÚNICO PUNTERO DEL CLAUSURA RIOGRANDENSE

(Por El Sureño)

 Anoche concluyó la quinta fecha del Torneo Clausura de Futsal AFA riograndense en primera división con un resultado sorpresivo: la victoria de Progreso 3 a 2 sobre Club de Amigos a quien bajó de la punta en un partido sumamente disputado y en donde hubo un paupérrimo arbitraje de Alberto Miller, que no invalida el gran triunfo del elenco Rojo.

Previamente, Estrella Austral había derrotado a Filial Gimnasia y Esgrima de Jujuy por un ajustado 2 a 1 y estos tres puntos no sólo le permiten ser el único líder de la competencia, sino que además los únicos que no han conocido la derrota hasta el momento.

Pero de Estrella Austral y sus números hablaremos más adelante en la semana, ahora será el turno de darle lugar a la gran victoria de Progreso que bajó a uno de los candidatos al título, que si bien no contó con dos de sus jugadores más importantes como Willy Villarroel y David Pereyra, quien viene siendo el más regular del equipo, Club de Amigos presentó un plantel largo que salió a mostrar todo su trabajo con vistas a la segunda etapa de la Liga Nacional de Futsal Argentina.

Desde el arranque sorprendió el equipo de Hugo Barrios yendo a presionar bien arriba, una marca alta que no dejó jugar al rival que fue superado en los primeros instantes más allá que no sufrió demasiadas llegadas a fondo hasta que a los 5:36 presionaron en tres cuartos de cancha, lo tomaron mal parado al rival y tres contra uno, fue fácil la llegada de Leo Barrios al gol.

Ese desgaste físico de Amigos duró casi diez minutos, pero promediando la etapa, sus jugadores comenzaron a sentir el cansancio lógico de tanto correr, y Progreso comenzó a tener espacios para salir de contra y contó con dos o tres situaciones claras para marcar la igualdad pero respondió muy bien el arquero Aníbal Aráoz.

Y a medida que Progreso fue tomando confianza en sí mismo, esta vez se presentó con un plantel más juvenil que de costumbre, fueron ellos quienes presionaron a morir una vez que el rival pasaba mitad de cancha, y así, no lo dejó jugar más tranquilo.

El segundo tiempo fue de los más calientes que se recuerden en éste Clausura que lleva tan sólo cinco fechas, y mucho tuvo que ver el malísimo arbitraje de Miller y su poco tacto para manejar las situaciones fuera de la cancha, llamando la atención que él fuera el juez principal cuando su compañero de pito fue Omar Riquelme, uno de los mejores árbitros del medio y que sabe cómo calmar los bancos.

A los 7:07 Nico Flores fue a disputar una pelota a tres cuartos de cancha rival y tras trabar la misma, la pelota salió despedida al arco y sorprendió al gigante Alonso quien no pudo hacer nada para evitar la igualdad.

Casi de inmediato, a los 10:52 un error en salida de Club de Amigos le permitió a Progreso pasar a ganar con un tanto de Alan Ampuero quien aprovechó un rebote en el arquero para colocar la pelota en el ángulo.

Sobre los 12:00, fue Gabriel Barría a la salida de un tiro libre quien puso el 3 a 1, pero 28 segundos más tarde Leo Barrios de tiro libre sin barrera dejó a su equipo a un gol de la igualdad.

El juego a esta altura estaba muy caldeado, más aún cuando llegaron las expulsiones de Rodrigo Alonso por protestar y la de Leo Barrios por una infracción suya cuando en la misma jugada, se habían dado dos faltas clarísimas de Progreso que Miller no pitó y fueron tantos las protestas del banco que se fueron a la vez tres miembros del cuerpo técnico.

Y a la siguiente jugada cuando la pelota se fue al lateral, llegó una nueva protesta del banco de Amigos, esta vez por Ruiz quien también fue expulsado y antes de irse empujó levemente a Miller quien quiso suspender de inmediato el partido. Todo Club de Amigos se volvió loco e intentó convencer a Riquelme que haga entrar en razón a su compañero, cosa que logró y pudieron culminar el cotejo donde Progreso se defendió de forma brillante por espacio de dos minutos y medio.

En la edición ampliaremos los dos juegos y todas las estadísticas de la fecha.