EL "MONO" MEDINA VUELVE A SUBIRSE AL RING

Tras su última pelea en 69 kilos, el fueguino Maximiliano Medina de 26 años volverá a salir al ring para una pelea amateur ante Pier Chandia en el peso de 64 kilos buscando un resultado positivo para llegar a su debut profesional.

“Después de mi pelea a fines de mayo que termina en empate -ante Martins-, me salió que tenía una luxación en mis dedos y a partir de allí fue trabajar para recuperarme. Dejé las piñas de lado, bajé una categoría hasta los 65 kilos y me enfoqué en lo físico”, empezó diciendo Medina en diálogo exclusivo.

El púgil surgido de Sur Box en Ushuaia ha vuelto a poner en primera plana al boxeo de nuestra provincia tras aquellas presentaciones europeas del mendocino radicado en Rio Grande, Adrián Garzón, y “Troco” Pérez, quien representó a Los Cóndores en la World Series of Boxing. Estos dos apellidos son los más relevantes de las últimas dos décadas.

Pero ahora llegará un nuevo desafío, ya recuperado de su mano, y será este sábado en Centro Recreativo Municipal Néstor Kirchner, cita en Canning 799 (José C. Paz). Habrá 6 peleas amateur donde integrarán categorías que van de los 56 a los 75k con la televisación en vivo y en directo de TyC Sports Play.

En diálogo con MZL Deportes Radio, Medina avizoró “una gran noche” ante un rival que conoce poco. “Esta semana bajamos las cargas de los entrenamientos para llegar de la mejor manera al sábado. Vamos a ver como rendimos en este peso ya que las últimas peleas habían sido en 69k. Estoy tranquilo gracias a mi psicóloga deportiva que ayuda a calmar la ansiedad y tener la mente fría”.

“Estoy muy contento de volver al ring el próximo 15 de septiembre para meterle continuidad de combate buscando ese sueño profesional a fin de año o antes, de acuerdo a como me sienta con la mano”, enfatizó Medina, y concluyó agradeciendo a “Sur Box, toda la gente de Tierra del Fuego, MZL Deportes y los que apoyan este sueño de llegar a lo más alto”.

El camino del “Mono”
“La decisión de dejar todo en Tierra del Fuego no fue sencilla, es más, me decían que ‘estaba loco’ porque tenía un buen laburo y largué lo que tenía por venirme acá. Empecé a entrenar y aprender más en el Almagro Boxing Club donde sumé peleas y experiencia, pero por otras cuestiones ahora me encuentro trabajando en Argentinos Juniors en el Estadio Diego Maradona con Alberto Melián, ni más ni menos. Entreno de lunes a sábado con descanso el domingo, por lo que no podemos parar. Si bien con mi viejo también entrenaba muy duro, los guanteos no eran tan intensos como los de acá. Es otro nivel y eso se nota, los entrenamientos a veces son como una pelea. Estoy probando el peso porque todas las peleas las hice en 65 kilos, pero en las últimas me costaba llegar a la balanza, no me sentía cómodo. Normalmente estoy en 72 kilos y por eso estamos probando en 69 kilos. Soy super agradecido a la gente de Argentinos Juniors que me han recibido con los brazos abiertos como nunca. Melián me abrió las puertas de su casa como si fuera de la familia y entrenar juntos es un lujo. Me aconseja, ayuda, los entrenadores, todo. El papá de Melián llegó a pelear con Chavez y el me corrige. Es una locura para mí”.