LO QUE DEJÓ EL FESTIVAL DE BOX EN RG

(Por El Sureño)

 Tres combates y dos exhibiciones se efectuaron el sábado a la noche, en el gimnasio de la Escuela Nº 2 “Doctor Benjamín Zorrilla” de Río Grande, en el marco del festival solidario “Hambre de Gloria”. La actividad fue organizada por la Escuela de Boxeo “El Picante Boxing”, que orienta Martín Saravia, y en principio la cartelera presentaba un total de 8 peleas.

En plena noche se abrió la acción en el cuadrilátero, con una exhibición a cargo de Matías Aguilar y Matías Fernández. Y también el cierre fue una demostración entre Jonthan Sauco, de Comodoro Rivadavia, y el local Franco Delgado, de la Escuela 2 de Abril, en la categoría de hasta 81 kilos.

Capítulo 1
Lo más atractivo se dio en la inauguración, entre Federico Díaz (2 de Abril) y Gabriel Saltita Mamaní (Escuela de Boxeo del Club Camioneros), en -60 kilos, revancha del RSC 3 que este último había conseguido el 16 de junio, en el Anexo del Polideportivo, por la Liga Municipal.

Díaz, más técnico y escurridizo, apeló a esas virtudes, sabiendo que en los cruces la potencia del rival lo iba a incomodar. El planteo inteligente del entrenado por Irma Cárdenas le dio sus buenos réditos en el primer asalto, logrando esquivar los arrestos de sus contrincante, quien ganó terreno cuando pudo acortar la distancia y cerrarle los caminos a un rival que en la tercera vuelta tocó con un guante el piso, y recibió la cuenta por parte del árbitro Hernán Montesino.

Mamaní atacó más, y casi no recibió golpes efectivos, derivando en un triunfo unánime, de acuerdo a los jurados Araceli Ayala, Silvina Santana y Juan Coronel (en nuestra tarjeta Mamaní ganó 29-28).

Otra debutante
En el siguiente combate, se midieron -en -56 kilos- la debutante Brisa Lizarraga (Academia Municipal de Boxeo) y Priscila Fredes (Escuela 2 de Abril), quien manejó el trámite, sobre todo en la parte defensiva, ante una oponente que en contadas ocasiones conectó una seguidilla de envíos rectos a la zona alta. Quizá esa falta de variantes fue la que acercó el triunfo (dividido en este caso) para Fredes (29-28 en nuestra opinión, tras un mejor cierre de su adversaria). Arbitró Lionel Knecht.

A mano
Nicolás Barría (Escuela 2 de Abril) y Maximiliano Duarte (Academia Municipal de Boxeo) se brindaron en la última pelea efectiva, en -81 kilos, bajo la dirección de Carlos González (Luis Calisto fue el cuarto árbitro presente en el recinto de Rivadavia y Rosales).

Duarte lanzó más voleados en los primeros tres minutos, nivelando Barría en la segunda salida, y -a nuestro entender- proponiendo algo más en el tercer round como para llevarse la victoria. Sin embargo, el fallo del trío de jurados arrojó un empate.

El próximo festival será el viernes 14 de septiembre, festejando el Día del Boxeador. Será en el gimnasio municipal de la Margen Sur, y organizado por la Academia Municipal de Boxeo.