CHRISTOBAL MASLE: "ES UNA FELICIDAD ENORME PARA LA FAMILIA"

(Por El Sureño)

 Ha pasado casi una semana y los ecos del paso de una nueva edición del Gran Premio de la Hermandad todavía siguen sonando, sobre todo en Punta Arenas, ciudad en donde reside el último ganador y hasta donde llegaron todos los trofeos conseguidos a raíz del triunfo obtenido por Christobal Masle.

Con un muy buen tiempo, el joven piloto puntarenense Christobal Masle, junto a Cristian Asencio como navegante, lograron completar las dos etapas sin mayores inconvenientes y de esa forma se quedaron con una victoria muy esperada por ambos que hoy les permite ser  el binomio mas exitoso de esta Hermandad.

 Está claro que para Masle este no es un triunfo, ya que desde hace mucho tiempo que lo viene soñando y tras cinco intentos hoy puede decir que pudo cumplir uno de los grandes sueños que surgieron en su infancia cuando acompañaba a su padre a competir.

“La verdad que estoy muy contento, se trabajó mucho para esta carrera, llevamos muchos años como familia trabajando para lo mismo y han pasado muchos años en que la suerte no nos ha acompañado, pasaron casi seis años que no podía ganar una carrera ni siquiera en los zonales, porque si no era una cosa era otra, pero bueno, volver a la victoria y mas en el Gran Premio de la Hermandad es un orgullo, una sensación única que me recorre todo el cuerpo” comenzó diciendo el gran ganador.

La carrera
“Desde el día viernes ya partimos con la mentalidad de salir a ganar la carrera. A todo o nada. Distinto era años anteriores en donde teníamos dudas, ahora no, este año fue con una actitud diferente, llegamos con una mentalidad ganadora de que veníamos a ganar y el viernes en el clasificatorio conseguimos un buen tiempo que nos permitió partir adelante. Después el sábado logramos imprimir un ritmo que yo creo que pocos lo logran a lo largo del tiempo, por el hecho de abrir la ruta y llegar a gran ritmo con posibilidades de ganar la Etapa, algo que es muy complicado porque de repente uno cuando larga un poco mas atrás va viendo a los de adelante y va adquiriendo un ritmo mas rápido que la punta”.

Ademas agregó: “Pero bueno, creo que la carrera, como se dio media atípica por haber acortado bastante el trazado, la ganamos gracias a lo que hicimos en la primera etapa. La verdad que fue un sábado muy contundente, muy bueno, en donde Jacob (Masle) mi hermano me gana solo por dos segundos, que en 420 kilómetros es nada, y en la segunda etapa salimos a tratar de descontarle esos dos segundos para ganar la carrera y nos encontramos que él (su hermano) había tenido una pequeña rotura y estaba a un costado del camino y bueno ahí comenzaron a llegar las sensaciones extrañas, la transpiración la desconcentración en los últimos 70 kilómetros que fueron eternos para mí. Encima en el final se nos soltó un cable en la parte eléctrica del auto y veníamos escuchando una falla y Fito Dübrock nos empezó a alcanzar de a poco y nosotros sabíamos que teníamos que mantenerlo atrás, porque en el momento que él nos pasaba, nos ganaba la carrera; pero por suerte llegamos primeros a Las Flores y ahí estuvimos un poco mas tranquilos”.

A su vez, consultado sobre las sensaciones en el fin de la carrera, Masle confesó: “Trabajamos mucho la parte física y mental antes de la carrera, estuvimos seis meses preparándonos para esta carrera, y mas allá del auto, nos preparamos mucho nosotros y bueno, entre las ansias de llegar, igual teníamos la pequeña cuota de concentración que nos quedaba adentro del auto para mantenernos arriba de camino, aguantar la presión de Fito (Dübrock), y llegar al final con la falla del auto que es una sensación que no se la deseo a nadie, porque es una sensación muy fea la que vivimos en la última media hora de carrera”.

La nieve en el camino
“Nos avisaron como a las 5 de la mañana que se había largado a nevar y que el camino estaba muy feo, muy malo. Por suerte en 2016 nos había tocado abrir la carrera y encontrarnos con piso muy parecido o capaz que estaba mas malo aun, entonces nosotros ya sabíamos cómo teníamos que tantear la carrera. Cuando entramos al sector de Cameron, que fue la parte mas fea creo yo, porque había mucho hielo lavado, nos dedicamos a mantenernos arriba del camino lo mas rápido posible, porque sabíamos que un pequeño error nos podía retrasar mas de lo que habíamos ganado hasta ahí en tiempo si arriesgábamos. Pero de ahí en adelante la nieve se puso mas firme y pudimos empezar a andar un poco mas rápido y ya llegando a Las Flores había secado todo, entonces a partir de ahí nos fue todo mas fácil”.

“Por suerte no sufrimos ningún despiste del camino. La verdad que un par de sustos sí nos dimos porque el auto, a alta velocidad, se movía bastante, pero de salidas de camino por suerte nada; la verdad que gracias a Dios todo salió redondito”.

La suerte los acompañó
“Mas allá de que uno sea un buen piloto o tengas un buen auto o tengas un buen equipo, el factor suerte siempre es muy importante y si no tienes la cuota de suerte que tuvimos nosotros el fin de semana no conseguís el triunfo. El primer día cortamos un semieje 2000 metros antes de llegar a la meta y llegamos con el vuelo. Es algo que estaba tocado por Dios el auto, porque fue increíble, si hubiéramos cortado 500 metros antes nos quedábamos en la subida y no llegábamos a Río Grande. Entonces ahí dijimos ´esto es un indicio, da para ganar la carrera´. Y al otro día, si el tramo no hubiera sido de 120 kilómetros iba a tener que detener el auto, bajarme a enchufar bien la ficha que se había soltado y ahí íbamos a perder mas de un minuto y perdíamos la carrera”.

En la historia
Seguramente que la actuación de Christobal Masle ha sido realmente muy buena, pero esta conquista le permitió además meterse en la historia grande del Gran Premio de la Hermandad, ya que se igualó lo hecho por Luis Mladinic en 2013, convirtiéndose en el segundo piloto de Punta Arenas en ganar una General y es el cuarto chileno en obtener dicho logro.

“Imaginate que desde el año 1998, cuando tenia 9 años que acompañaba a mi viejo (el reconocido Yanko Masle), que corrió toda su vida esta Gran Premio de la Hermandad, nosotros vivimos esta carrera. Y tanto para mí como para mi hermano es un sueño hecho realidad el simple hecho de correrla, y ganarla… imagínate”.

“En la familia todos estaban contentos. Es una felicidad enorme para nosotros traer una Challenger para casa y mas aun ganando la General, porque entramos un poco en la historia por ser el cuarto piloto chileno que ganó la carrera de forma competa, entonces creo que es algo muy satisfactorio”.

Y además comentó: “Apenas llegamos a Porvenir, me llamó mi padre y me felicitó. Nos vimos un ratito en Onaissín pero como estábamos encolumnados no me pude bajar ni siquiera a saludarlo, así que recién en Porvenir pudimos juntarnos. La verdad que fue una emoción enorme y en su momento corren hasta las lágrimas porque es una tremenda satisfacción.

“Fueron momentos de mucha emoción, porque la verdad yo me siento muy contento porque fue en Río Grande y en Porvenir en donde yo comencé a correr rally porque en ese momento en Punta Arenas no había mucha actividad en el año 2008, y yo con 17 años viví una experiencia única, entonces lo vivo como algo muy especial porque fueron dos pueblos que me vieron nacer como piloto”.

La polémica decisión
“En su momento cuando nos comunicaron la decisión, obviamente a nadie le gusta acortar la carrera, uno como piloto quiere ir y volver de Río Grande a Porvenir recorriendo los 423 kilómetros, pero bueno son decisiones de los Comisarios Deportivos, ellos saben hacer muy bien su trabajo y si lo hacen es por algo, y creo yo que si es una decisión por seguridad nunca la voy a discutir porque soy uno de los que mas lucha por la construcción de los autos, la seguridad de la carrera, así que por mí la decisión que tomaron estuvo perfecta, mas allá de que obviamente a Porvenir le jugara en contra de que la carrera no llegue ahí. Es algo que es extradeportivo y no se pudo manejar, no hubo mas tiempo en el día y yo soy partícipe, y como te dije, si los Comisarios lo decidieron, por algo será.

Agradecimientos
“Quiero agradecer mucho en Río Grande a Nancy y Raúl Muñoz que son como mis padres sustitutos, y a sus hijos, porque nos abren las puertas de su casa, del taller, y nos sentimos como en casa ahí, la verdad que son muchos años de amistad con ellos, que nació con mi viejo y hoy continúa con nosotros, y bueno en la parte de logística quiero agradecer a Almar Construcciones que nos apoya año a año en la carrera. Además quiero mandarle un saludo grande y compartir esta alegría con la gente de Río Grande porque la verdad que tengo muchos amigos y conocidos que nos apoyan cada vez que corremos”.

Historial – Categoría G
Año/Edi. Ganador Auto Localidad
2007 – XXXIV Jorge Finocchio - Renault Megane (RGDE)
2008 – XXXV Jorge Guic - VW Golf (PARN)
2009 – XXXVI Jorge Finocchio - Renault Megane (RGDE)
2010 – XXXVII Daniel Preto - Honda Civic (USH)
2011 – XXXVIII Daniel Preto - Honda Civic (USH)
2012 – XXXIX Daniel Preto - Honda Civic (USH)
2013 – XL Luis Mladinic - Honda Civic (PARN)
2014 – XLI Angel Benítez - Honda Civic (RGDE)
2015 – XLII Mariano Chebel - Honda Civic (RGDE)
2016 – XLIII Mariano Chebel - Honda Civic (RGDE)
2017 – XLIV Luciano Preto - Honda Civic (USH)
2018 – XLV Christobal Masle Honda Civic (PARN)