BUENA ACTUACIÓN DE GUERRIERI EN LAS 24HS DE SPA

Esteban Guerrieri debutó en las tradicionales 24 Horas de Spa con un séptimo puesto en su clase en la que fue su primera experiencia en una carrera de un día entero de duración a los mandos del Honda NSX GT3 del equipo JAS Motorsport patrocinado íntegramente por Castrol

El argentino compartió dicha unidad dentro de la división Pro-AM con el local Bertrand Baguette, con el seis veces ganador de Fórmula 1 Riccardo Patrese de Italia y con el periodista francés Loïc Depailler, hijo del también piloto de Grandes Premios, Patrick Depailler.

Esteban condujo varias horas, principalmente durante la noche y fue uno de los pilotos que mejores tiempo obtuvo al volante del deportivo japonés, siendo felicitado muy especial y emotivamente por Patrese cuando la intensa competencia llegó a su fin, reconociendo que con su ayuda el volante peninsular se dio con el gusto de terminar un evento de esta duración por primera vez en su frondosa campaña con máquinas como Lancia de Grupo C y Nissan de GT1.

Su primera salida a pista siguió a la de Baguette, encargado de largar la competencia y ya desde ese instante el porteño pudo adelantar algunas posiciones a lo largo de casi una hora antes de efectuar una doble sesión conductiva en plena actividad nocturna, disfrutando de un auto con buen ritmo a esa altura.

La siguiente aparición a los mandos del NSX número 30 sería de características similares y también al oscuro. Después de acusar algo de dolor lumbar y reponerse con algunos masajes, Guerrieri utilizaba por algunos minutos unos lentes especiales recomendados por el fisioterapeuta de la escuadra para acostumbrar la vista a la luz ultravioleta del interior del coche.

Finalmente, el sudamericano fue el penúltimo de los pilotos en subirse al Honda tricolor después de una pérdida sustancial de tiempo cuando Depailler debió detenerse en boxes a que le reparen el piso y el alternador.

“Creo que casi no dormí durante estas 24 horas. Correr en la división Pro-AM hace todo más duro porque de los cuatro pilotos que compartíamos la unidad, dos de nosotros nos repartíamos unas cuantos ratos más al volante que los otros dos invitados y eso se traduce pronto en sentirse extenuado. La experiencia me resultó muy interesante y muy linda en todo sentido, principalmente por el entorno que se vive un evento de resistencia como éste. Nos tuvimos que preparar días antes de manera particular, con las comidas, la hidratación, el entrenamiento y supongo que también desde el plano técnico aprendimos varias cosas junto a la gente de JAS. Para todos fue emocionante recibir la bandera a cuadros, así que le agradezco a Honda y Castrol por haberme permitido esta posibilidad. Pese a los inconvenientes con el alternador cerca de la meta, terminamos séptimos en nuestra clase y 32° generales entre más de 60 autos que fueron de la partida y 47 que hubo al arribo después de haber estado quintos entre las horas 13 y 15 y 28° absolutos entre las horas 18 y 19”, contó Esteban.

Con un BMW M6 GT3 del equipo Walkenhorst Motorsport, se llevaron el triunfo Phillip Eng, Tom Blomqvist y Christian Krognes.