Uno x uno: Brasil 0-3 Holanda

Por Ivan Ferrari Villalobo

BRASIL
Julio César (3): No se lo peloteó tanto, pero las pocas que le llegaron le convirtieron. Primero mediante la vía del penal y luego por un gravísimo error de David Luiz, quien despejó muy mal de cabeza en un centro cruzado, y nada pudo hacer el arquero ante una definición medianamente fuerte arriba.

Maicon (2): Perdido en la cancha. No provocó salida por la banda derecha y su marca fue muy floja, ya que desbordaron varias veces por su banda y quedaba muy lejos de los centrales y tampoco cortaba en mitad de cancha con algún regate.

Thiago Silva (3): También de muy flojo partido. Siempre quedando muy mano a mano y lejos de los volantes centrales, dado así que le cometió una falta a Robben agarrándolo del hombro fuera del área en donde cobraron de manera incorrecta penal. De todas maneras, tendría que haber sido expulsado por ser último hombre. Igual vale destacar que mostró, como siempre, mucho carácter y  tranquilidad para salir jugando de abajo con pases precisos a corta distancia.

David Luiz (1): Jugó su peor partido. Cometió un tremendo horror defensivo que hizo que su seleccionado quedara partido por la mitad ante un equipo muy táctico y estratega. Tampoco aportó nada en ofensiva con su potente disparo y juego aéreo.

Maxwell (3): Nada pudo hacer en la tarea defensiva, ya que el problema eran los nombres, sino el sistema y lo mal que marcan en bloque y los espacios que dejan entre líneas. De todas maneras, muy floja labor defensiva y ofensiva.

Paulinho (4): Realizó una tarea muy mediocre. No estuvo a la altura de un partido de estas circunstancias, al igual que el resto de todos sus compañeros. No se hizo dueño del centro de la mitad de cancha, no le dio ritmo al equipo y defendió regularmente.

Luiz Gustavo (5): Cometió infracciones en mitad de cancha para que el rival no avanzara tranquilamente con el balón dominado. Dadas así las cosas no pudo contrarrestar la presión de Holanda y estuvo constantemente perdido en la zona que le correspondía ocupar.

Ramires (4): Praciticamente remató muy poco a portería. Sí, ayudó con la posesión de la pelota pero jamás lastimó con pelotas en cortadas o pases largos sobre las espaldas de los defensores rivales.

Oscar (5): Otra vez fue la figura de Brasil, pero, por supuesto, que con muy poco. Sin embargo, no tuvo un socio ideal para que lo acompañara en esos quiebres de cintura y arranque en velocidad con pelota dominada. Tuvo una muy buena, que resolvió bien el arquero holandés.

Willian (2): De floja participación. Casi ni apareció de la forma que se esperaba de él. No tuvo mucho contacto con la pelota. Y fue así que no generó nada en ofensiva.

Jô (2): Lo mismo para el reemplazante de Fred. Sin dudas, a quien le tocara jugar de nueve, en este Brasil, no iba a tener un buen partido porque el sistema no se adapta y no coopera con estos jugadores en ese puesto. Sin duda, influyó lo anímico, para que los verde-amarello  no generaran peligro en el área del oponente.

Fernandinho (3): el centrocampista del Manchester City ingresó por Luiz Gustavo y no logró imponer su estilo de juego. Brasil siguió jugando igual de mal, sin ideas y no generando peligro. Además perdió algunas pelotas que, con fortuna, no terminaron en jugadas de gol.

Hernanes (3): No se distinguió de los demás integrantes del resto del equipo, por ende tuvo también un flojo partido el centrocampista del Inter de Milán.

Hulk (4): fue el último cambio de Scolari para intentar revertir el marcador. Ingresó por Ramirez y, rápidamente, intentó darle un cambio positivo a la ofensiva brasileña con desbordes y buenos intentos de remates de media distancia. Claro está, que poco de esto se vió reflejado.

HOLANDA
Cillessen (7): No se lo inquietó mucho, pero otra vez mostró una gran personalidad a la hora de salir jugando con los pies y dando mucha seguridad en remates de corta distancia sin dar rebote y también descolgando de manera muy firme algunos centros frontales y cruzados. Sobre el final fue sustituido.

Kuyt (7): De gran labor defensiva. Lo desbordaron muy pocas veces. También, como siempre, apareció en ofensiva. Es más, tuvo un cabezazo en el segundo tiempo que se fue cerca del travesaño, luego de una salida en falso de Julio César.

De Vrij (7): Tuvo una muy buena primera mitad. Achicó mucho la cancha yendo para adelante para lograr presionar a los volantes brasileños; y en el segundo tiempo su nivel mejoró aún más.

Vlaar (8): Tuvo un papel destacado como contra Argentina. Seguro en la marca y en la salida. Transmitió confianza para el resto de sus compañeros.

Martins Indi (7): Uno de los más aplicados. Aguantó las ráfagas de arremetidas del conjunto de Scolari.

Blind (8): Su aporte en la ofensiva fue constante, dado así que marcó el segundo gol, tras aprovechar un error defensivo del contrario. En el segundo tiempo perdió protagonismo porque se fue lesionado por un impacto en la rodilla en un penal que le cometió a Oscar dentro del área y que no cobró el árbitro.

Wijnaldum (7): Más conocido como Georginio, le tocó reemplazar a Sneijder, quien se lesionó en el calentamiento previo de cara al partido. Tuvo que cambiar el chip e ingresó muy firme y, sobre el final, conectó un centro rasante que selló el 3 a o a favor de la Naranja Mecánica.

De Guzmán (7): Sin ser muy vistoso para los espectadores fue uno de los pilares del planteamiento de Van Gaal para neutralizar la creación brasileña.

Clasie (7): Al parecer no le resultó complicado jugar contra Brasil al centrocampista de demarcación que milita en el Feyenoord. Por momentos lideró su equipo. Se desdobló constantemente. Salió sustituido.

Van Persie (7): Abrió el marcador con un penal muy bien ejecutado para hacer imposible la estirada de Julio César. Luego volvió a aparecer, por momentos, el jugador de siempre, obviamente sin contar el partido contra España (sin dudas fue su mejor encuentro). De todas maneras fue una pieza clave para esta victoria holandesa, ya que inquitó, con su presencia, a los centrales brazucas.

Robben (8): Fue uno de los puntos altos de su equipo, dentro de un seleccionado que fue muy parejo en todas sus líneas y que, por momentos, parecía apretar el freno para dormir el partido y para que corriese el tiempo. En referencia a esto, fue desequilibrante con una enorme corrida, en la que Thiago Silva debió cometerle infracción para que no quedara mano a mano con Julio César y que luego desembocó en la apertura del marcador; luego, al poco tiempo, fue amonestado, pero eso no lo condicionó para colaborar con la presión y el marcaje en las salidas desde abajo.

Janmaat (7): fue el primer cambio de Van Gaal porque tuvo que sustituir a Blind (lesionado} y jugó tan sólo 20 minutos. Llegó a gravitar, ya que recuperó, distribuyó de manera precisa y desbordó, sobre el final del partido, con un centro que culminó en gol.

Veltman: Entró a los noventa, es por eso que no se lo llegó a puntuar.

Vorm: Tampoco fue calificado, ya que ingresó en el minuto tres, de los cinco que adicionaron.

Dejanos tu comentario

Si tenés algún comentario para hacer postealo aqui...