USHUAIA SE QUEDÓ EN LA PUERTA: MENDOZA TRICAMPEÓN

En la gran final, esperada por todos, Ushuaia buscaba destronar al bicampeón Mendoza de lo más alto pero la Borravino hizo pesar su jerarquía y concretó una nueva corona con un sólido 4-1. ¡Reviví los mejores momentos en este compacto de MZLDeportes.com!

Antes de que la pelota comenzara a rodar todos sabíamos cual era el pronóstico, con un equipo mendocino de lo mejor en la última década, basando nuestra hipótesis en un plantel completo con jugadores profesionales llegados de Europa para disputar el certamen y una base experimentada de la Selección Argentina CAFS.

Por su parte, los anfitriones dirigidos por Claudio Chacón y Gustavo Ferreiro habían dejado en claro que el aspecto físico no era el mejor, con una base del Magallanes subcampeón intercontinental y poco recambio. Desgastados psicológicamente por los viajes y exigencias del último tiempo.

Las probabilidades aumentaban por disputar la contienda en un “Cochocho” Vargas colmado, que distó mucho de la presión ejercida el año pasado en el Argentino de Selecciones Juveniles cuando se reinauguró, pero que de todas formas fue vital para llegar al cruce decisivo.

El primer gol llegó a los 8 minutos, con un pase cruzado de Hidalgo tratando de profundizar, que es interceptado y en la contra pivotea Gastón Alto que de taco la juega para Nicolás Páez quien se la devuelve y aparece Mescolatti desde atrás para definir con maestría.

Ya en el arranque del complemento llegó el gran golpe de la historia porque a los 15 segundos una pelota ganada por Mescolatti en la derecha terminó en el fondo de la red tras una floja respuesta de Javier Ortega.

Acto seguido, Diego Koltes le extirpó el balón a Hidalgo en el círculo central y Gonzalo Pires, haciendo gala de su concentración, enfiló hacia el arco y se la entregó a Martín Cusa para que el #5 mendocino coloque el 3-0 que a esa altura sentenciaba el partido.

A partir de allí el panorama era desalentador, pero las ilusiones se renovaban con una avivada de Federico Martirena a los 3 minutos del segundo tiempo.

El ala ofensivo de Magallanes se metió por la espalda del arquero Federico Pérez y la empujó luego del lateral de Hugo Muñoz descontando para los locales.

Sin embargo, Mendoza se plantó en su campo y más allá de los intentos se hizo imposible volver a anotar. La más clara llegó gracias a Muñoz, que jugó su mejor partido del torneo dándole movilidad al ataque ushuaiense. El veloz ala encaró y se la dio a Mauri Martínez, quien tocó al centro de primera pero el arquero Pérez ahogó un grito que hubiera puesta más emotividad al cierre del compromiso cuando quedaban 7´ por jugar.

Ushuaia siguió atacando, sin ideas ni espacios, pero con la mentalidad puesta en seguir con vida. En ese ir hacia adelante quedaba desguarnecido atrás, por lo que apeló a las infracciones, llegando a la sexta cuando restaba 1 minuto y medio para el cierre de la final.

Jonathan Gallegos se hizo cargo del remate y sentenció la ínfima posibilidad que quedaba con el 4-1 en el electrónico apelando a un remate bajo contra el poste de Ortega.

No hubo batacazo. Fin del sueño para Ushuaia en este 40º Campeonato Argentino de Selecciones Mayores “A” que puso a la ciudad más austral del mundo en el ojo de todos, con la televisación en directo de DeporTV para semifinales y final, dejando escapar la chance de coronarse por primera vez en casa.

Mendoza, merecido tricampeón...

Te puede interesar...