CARLOS BARBOSA, DUEÑO DE AMÉRICA

Es una constante que los brasileños se adjudiquen la Copa Libertadores porque la historia así lo marca, pero esa brecha se ha acortado considerablemente y Cerro Porteño lo había dejado en claro con su título en 2016. Sin embargo, el campeón defensor no pudo con el candidato: Carlos Barbosa, y cayó 1-2. El descuento fue obra del argentino Gonzalo Abdala.

Cimentado en la excelsa realidad que vive su figura y MVP del certamen: Deives Moraes, el Carlos Barbosa de Brasil volvió a erigirse como el mejor de América después de un tiempo sin conseguir la Libertadores.

Tal como se preveía, la final con Cerro Porteño -campeón defensor- no iba a ser fácil ni mucho menos y eso se plasmó en la pista peruana.

Julio (CB) abrió la cuenta en la primera etapa de sexta falta, Kevin (CB) amplió con una buena definición alta en el complemento y cuando se iba el duelo apareció el jugador de Boca: Gonzalo Abdala (CP), para descontar y agregarle incertidumbre a los últimos minutos.

Merecida corona para los brasileños, que pasaron zozobra ante los locales de 1º de Mayo en 4tos, quizás cuidando en demasía, abrochando el boleto a las semifinales en la definición por penales.

Con este título, Brasil recupera la hegemonía total a nivel continental, habiendo resignado sólo la edición del año pasado en manos de los paraguayos.

 

Una publicación compartida de MZLDeportes.com ® (@mzldeportes) el