PODIO PANAMERICANO

Los floretistas fueguinos Erik Varas y Athina González Ciavarella estuvieron participando del Panamericano Junior en Cuba, tanto en individuales como por equipos. El combinado masculino se anotó el bronce tras caer en semifinales con Canadá en una polémica serie y apabullar a Brasil en el mano a mano por el podio.

Finalizada la gira europea del equipo nacional que tuvo al ushuaiense Erik Varas como uno de los protagonistas, los tiradores de Florete comandados por Alberto González Viaggio viajaron a La Habana, Cuba, donde también llegó la fueguina Athina González Ciavarella.

La competencia, pautada para iniciarse el jueves pasado, tuvo acción el viernes para nuestros representantes locales con el 19º lugar de Athina, ganando 3 y perdiendo 2 en los duelos clasificatorios, sucumbiendo en ronda de 32 ante la venezolana Anabella Acurero González por 15-10 en lo que fue su despedida de los cadetes.

Ya el sábado llegaba el momento de Varas entre los juveniles, haciendo una poule impecable con los 6 duelos ganados (3 por 5-0 y 3 por 5-1). De esta forma pasó directo a ronda de 32 como el mejor clasificado cayendo con el cubano Karol Rivero Viamontes por un ajustado 15-14 que lo dejó con un sabor amargo.

“Duele, pero le veo lo positivo. Esto es aprendizaje continuo y ahora apuntamos la mira en el Mundial de Bulgaria que se hará en abril”, enfatizó quien terminó en el puesto 17 de la general.



El domingo continuó la actividad sobre las pedanas con la aparición de González Ciavarella en el segmento junior, donde pasó la poule con 2 victoria y 2 derrotas, viéndose obligada a enfrentarse con su compañera de equipo y amiga Micaela Silva en ronda de 64, ganándole por 15-14 en un duelo tremendo.

Ese envión, con sensaciones encontradas, no pudo plasmarlo con la estadounidense Delphine Devore en ronda de 32, cayendo por un inapelable 5-15. Así las cosas terminó en la colocación 32 de la general.

La medalla llegó en conjunto

A partir del lunes inició la fase final que integraba la competencia por equipos, donde llegaron como los segundos preclasificados. Ganaron en cuartos a Venezuela 45-15 con una muestra de superioridad tremenda. Luego en semis, Canadá le arrebató la chance de luchar por el oro luego de imponerse por 45-41 en un arduo duelo que tuvo polémica decisión del árbitro favorable a los norteamericanos.

La disputa por el bronce para Servello, Varas, Marino y Fada se dio ante Brasil, sacándose toda la bronca y sentenciando al clásico rival por un 45-21 que permite revalidar el bronce cosechado en Cancún 2016.

Por su parte, el femenino con González Ciavarella le ganó ajustadamente a Colombia por 45-42, en cuartos perdió con Brasil 45-21 y volvió a tropezar con Puerto Rico 44-33. En el duelo final que sentenció las ubicaciones definitivas cayó con Venezuela por 45-41, cerrando en la 8va ubicación.