EXPERIENCIAS QUE NO SE BORRAN

Los tiradores de nuestra ciudad, Erik Varas y Athina González Ciavarella, concluyeron su participación en el Campeonato del Mundo de Esgrima para los segmentos juveniles y cadetes representando al equipo argentino en Bourges, Francia. En diálogo con EDFM repasaron sus actuaciones.

Siempre que uno llega a una competencia de tamaña magnitud, a modo de cierre de toda una fase de entrenamientos exhaustivos y horas utilizadas solamente en mejorar el nivel, aspira a objetivos altos, sin dudas.

Los floretistas más representativos de nuestra ciudad al día de hoy, Erik Varas y Athina González Ciavarella, viajaron a suelo galo con la mirada puesta en superarse a sí mismos, más allá de intentar llegar lo más lejos posible en el cuadro eliminatorio en la cita más importante que tiene el calendario internacional de Esgrima para la categoría juvenil y cadete.

Para la representante fueguina femenina ésta era su primera vez en un Mundial, teniendo en cuenta que para Varas iba a ser la segunda tras su paso por Uzbekistán finalizando 14º entre 92 esgrimistas.

Asimismo, ambos lo hacían después de pasar con buen pie por el Panamericano de Cancún, donde se destacó el bronce por equipos de Varas en Florete.

Justamente el primer día de competencia le tocaba abrir el certamen en los Cadetes a González Ciavarella, quien integraba su zona con seis tiradoras europeas cerrando su presencia con un 63º puesto entre 88 inscriptas de todas partes del mundo.

Dos días después le llegó el turno a Varas, quien arrancó su zona en Cadetes con caída ante un australiano pero se recuperó ganándole a un venezolano y tres europeos, cerrando con un traspié ante un japonés por error arbitral.

Entró 28º de 110 participantes y en el primer cruce eliminatorio venció 15/2 a un inglés hasta caer 6/15 con un húngaro que venía de ganarle al ruso subcampeón europeo. De esta manera finalizó 28º, con un sabor amargo por no tener mayor fortuna en los cruces.

Posteriormente le tocó volver a presentarse a González Ciavarella en Juveniles, cerrando su participación mundialista en un segmento mucho más duro en cuanto a niveles. Pasó 82º entre 130 participantes y le tocó como rival en la eliminación directa de 128 una brasileña que la superó por 15/9. Con este resultado finalizó en el puesto 84 de la general.

“Considero que mi participación en el Mundial fue buena a pesar de no haber logrado un mejor resultado. Esta fue mi primera experiencia y si bien al principio del torneo estuve bastante nerviosa, con el correr de los asaltos pude calmarme y tener mejores resultados. Tuve la oportunidad de competir con chicas con las que nunca me había cruzado y si tengo que resumir esta semana puedo decir que fue positiva ya que aprendí muchas cosas no sólo al momento de tirar sino también al mirar a los mejores del mundo”, manifestó.

Antes de concluir diciendo: “Ahora viene una semana de descanso y después volver a entrenar preparándome para los compromisos del ranking nacional durante Mayo. Quiero aprovechar para agradecerle a mi maestro González Viaggio y a Dani Donatto por acompañarme permanente y a los que estuvieron a cargo de la delegación Argentina como así también a mis papas”.



Como penúltima presencia fueguina en suelo francés llegaban los juveniles masculinos, donde Varas se daba cita aspirando a meterse en el Top 50 tras haber sido Top 30 en cadetes.

“En el grupo gané 3 cruces y perdí en 2, clasificando 59º al cuadro eliminatorio. Ahí le gané por 15/13 a un filipino y luego me tocó el número 5 del mundo, un francés, que me venció por 15/10 cerrando en el puesto 55. Sé que pudo haber sido mejor pero teniendo en cuenta la categoría pongo en la balanza la gran experiencia obtenida para seguir creciendo”, enfatizó.

Ya cerrando la participación llegaba el momento del Torneo por Equipos, donde lamentablemente el sorteo no iba a deparar buenas noticias para la Argentina que tuvo que medirse ante los poderosos húngaros.

“En tabla de 32 nos debimos enfrentar (Pettinato, Varas y Servello) a Hungría. Estuvimos 38/37 arriba, pero se nos escapó al final cayendo por 45/39. Ellos están rankeados en el puesto 11 del mundo y son muy duros en este tipo de torneos”, resumió el crédito fueguino.

Antes de hacer un balance general sobre su actuación para concluir: “Me fue bien pero no estoy muy conforme. Sé que estoy al nivel de los juveniles y pienso empezar a entrenar más duro que nunca para mi primera temporada juvenil (2016-2017), donde estoy seguro que me va a ir muy bien. Estoy confiado y con ánimos, aunque todo se dará después de unas buenas vacaciones en Ushuaia a modo de cierre de la temporada”.

En el calendario para Varas se aproxima el Sudamericano de Cadetes y Juveniles de Chile en Septiembre y seguramente un cierre de año que tendrá participaciones en el ámbito nacional.

Pasó el Mundial, se cierra la temporada y los fueguinos siguen por el buen camino. El talento sureño existe…

Dejanos tu comentario

Si tenés algún comentario para hacer postealo aqui...