TIERRA DEL FUEGO VUELVE A LA ELITE DEL SEVEN

 Lenga 7, el Seleccionado de la Unión de Rugby de Tierra del Fuego, tuvo un fin de semana perfecto en la Zona Ascenso del Seven de la República logrando el ansiado triunfo para retornar a la Zona Campeonato, lugar del que nunca debió haberse ido. Venció 14-7 a Salta con tries de Nico Lima y Gonzalo Gomez Hobbs para retornar a la élite.

Era el objetivo de los últimos años. Después de haber sido cuartos en 2017 como el mejor resultado histórico entrando a semifinales, el Seleccionado de Tierra del Fuego en formato Seven: Lenga 7, necesitaba volver al lugar que le pertenece en la máxima categoría.

No era una proeza sencilla, con los antecedentes de haberse quedado en la puerta los dos últimos años, pero con la ilusión intacta por la calidad de jugadores que integran el plantel fueguino.

Para esta oportunidad, la dupla técnica encabezada por Diego “Kun” Acuña y Ángel “Oso” Figueroa conformaron un equipo que tenía los siguientes nombres: Adolfo Martínez (c), Gonzalo Gomez Hobbs, Facundo Cevey, Lucas Chavez, Facundo Zuarez, Fernando Oblolz, Nicolás Leguizamón, Franco Zuarez, Federico Formia, Juan Vaccarone, Pablo Ferreyra y Nicolás Lima.

Oficiando de sede Paraná, como de costumbre, este 38º Seven de la República nucleó a 16 equipos en la Zona Campeonato y 12 en la Zona Ascenso, donde Tierra del Fuego formaba parte del mismo grupo que el año pasado junto a San Luis y Andina.

El sábado temprano, en el debut, Lenga 7 vapuleó 38-0 a San Luis y luego, por la tarde, hizo lo propio con otro contundente 33-5 sobre Andina lo que lo posicionaba como claro favorito a pelear por un lugar en Primera.

Ya entrados en el domingo, los Cuartos de Final emparejaron a los comandados por Acuña y Figueroa con el Seleccionado de Paraguay, saliendo airosos del duelo matutino por otro gran resultado (31-5).

Ese score con 26 puntos de diferencia se repetiría por la tarde, cuando debieron superar a Formosa para acceder a la gran definición por el ascenso donde se encontraban de nuevo con Salta.

Los salteños habían sido los verdugos del año pasado en semifinales cuando no había ascensos por la pandemia, pero ahora llegó el dulce sabor de la revancha.

“Al minuto arrancamos 7-0 abajo, nos dormimos y ellos ganaron el ciego. El equipo siguió como si no hubiera pasado nada, la defensa fue increíble, nos hizo fuertes todo el torneo, fue nuestro emblema. En la final creo que erramos un solo tackle”, comenzó diciendo Oso Figueroa desde el Plumazo.

Y agregó que “la inclusión de chicos nuevos de Colegio como Oblolz y Chavez, además de otros pibes como Franco Zuarez del URC que estuvieron a la altura, nos dieron lo que necesitábamos para conseguir el objetivo. Ascendimos, estamos con los mejores de vuelta y bien arriba como se merece Tierra del Fuego”.