PERPETTO, UNA LESIÓN QUE DUELE

(Por El Sureño)

El domingo fue un día gris para los amantes del Futsal AFA, para los hinchas de Camioneros y los fanáticos del Seleccionado local, su emblema, Facundo Perpetto, sufrió la rotura del talón de Aquiles y estará no menos de seis meses fuera de las canchas, una baja que se sentirá demasiado.

El jugador surgido en O’Higgins y consolidado más tarde como crack en Real Madrid, y que fue parte del invencible Filial River Plate en los comienzo del Futsal AFA, nunca había sufrido una lesión tan seria como esta, por lo que será la primera vez que estará fuera de las canchas durante la competencia, las otras oportunidades habían sido por suspensiones o la vez que estuvo jugando la Liga más importante de la Argentina, también en River Plate.

El momento en el cual Facundo Perpetto es enyesado por su rotura de talón de Aquiles, y el momento en que es retirado del hospital local. La recuperación demandará más de seis meses y el jugador prometió que volverá con las mismas fuerzas de siempre.

El domingo por la noche, cuando se jugaba el minuto 11:25 de la primera etapa entre Camioneros y Kapones, el cierre tomó la pelota sobre el lateral derecho a la altura de la mitad de cancha, encaró hacia el medio y cuando soltó el pase a un compañero ubicado en la banda izquierda, sintió un latigazo fulminante en la pierna izquierda, el grito fue desgarrador y tras dar un paso como pudo, se zambulló en cercanías del banco de suplentes de su equipo donde recibió los primeros cuidados.

Los gritos de dolor no cesaban y la preocupación iba in crescendo a medida que lo atendían, entendiendo todos que la rotura del tendón de Aquiles era lo que había sucedido minutos atrás.

El líder del Verde fue retirado en ambulancia, de inmediato se lo llevó al nosocomio local acompañado por familiares y por Guillermo Vargas y tras los estudios de rigor se confirmó la peor noticia y de inmediato se le colocó un yeso para inmovilizar la zona.

Los traumatólogos que lo vieron le recomendaron una rápida operación para acelerar el proceso de recuperación, y en eso andaba Perpetto ayer, buscando la mejor alternativa para quedar diez puntos, por ello estudiaban junto a su familia la posibilidad de ser operado en la ciudad o en Buenos Aires, donde el departamento de Boca Juniors ya mencionó el lugar y el facultativo indicado a visitar en caso que se decida a viajar.

Sin el as de espada ni el de basto
El dolor del jugador, más allá de lo físico pasa también por todo lo que se pierde en la actual temporada y en lo que se jugará en el inicio de la próxima. En lo inmediato la cita de él era intentar estar en la capital fueguina para reconquistar el título Patagónico de selecciones, el cual perdieron en Río Turbio en 2019 y en cuya final frente a Ushuaia sufrió un desgarro que le impidió culminar el juego cuando él, era más líder que nunca ya que Pablo Cobián lo había rodeado únicamente por jugadores muy jóvenes, ninguno de ellos sin experiencia, a excepción de Nicolás Paredes.

Y si de Paredes hablamos, el armador de Estrella Austral tampoco estará en la capital provincial por una lesión en el menisco por lo que Río Grande deberá viajar sin sus dos jugadores más importantes, pero la baja de Facundo será hoy, la que más sentirá por el momento que estaba atravesando el jugador más importante en la historia de esta disciplina que arrancó en 2008 de la mano de César Vargas.

Ayer, Perpetto dialogó con la 90.1, en el programa deportivo Fair Play que se emite de 17:00 a 18:00, dio a conocer el momento que está viviendo, el cual de más está decir que no es el mejor, pero que la cantidad de mensajes de cariño que recibió y la visita de amigos y colegas le han levantado mucho el ánimo.

“Vos me conocés, ayer el traumatólogo me dijo que con paciencia y dedicación puedo volver en seis meses, y nadie mejor que yo conozco mi cuerpo y el tiempo que le dedico a estar en forma, por lo que juro que volveré con las mismas fuerzas de siempre, quiero retirarme dentro de una cancha jugando la disciplina que más amo”, mencionó el hoy hombre de Camioneros.

Sobre el seleccionado local que él lideraba como capitán, abanderado y un poco protector de la nueva camada que se avecina mencionó: “más que nunca estaré junto a ellos, mañana o pasado estaré en el entrenamiento y quiero estar en Ushuaia junto a ellos, quiero estar de ayudante, de aguatero, de cualquier función pero estar junto a estos chicos que quieren la camiseta de Río Grande como yo y que necesitan de la experiencia de todos, ya me veo con mis muletas acompañando a la selección de mi ciudad”.