COMIENZA LA PREMIER LEAGUE

Manchester City defiende el título, Liverpool y Chelsea acechan, Arsenal y Tottenham se refuerzan a lo grande y el United se reconstruye.

El prolegómeno del fin de semana último sirvió para aquietar la ansiedad de las almas fanáticas de la mejor liga de todas. El triunfo de Liverpool sobre Manchester City (3-1), para conquistar la Community Shield, fue el aperitivo de lujo para la Premier League, nombre con el que desde 1992 se conoce a la máxima división del fútbol inglés, el certamen más tradicional de todos, que fue cambiando de motes pero que se disputa desde 1888, cuando se la conocía como Football League First Division. Crystal Palace y Arsenal darán el puntapié inicial a la temporada 22/23, con Manchester City como defensor del título luego de un torneo emocionante en el que aventajó a Liverpool por un punto en un desenlace inolvidable.

Las sumas gastadas son cada vez más grandes y el Big Six –Arsenal, Chelsea, Liverpool, los dos de Manchester y Tottenham, los seis grandes que por historia, logros, actualidad y envergadura suelen dominar cada temporada y luchar por el título y el acceso a las copas- ha invertido como nunca para gobernar no solo en el ámbito doméstico sino en Europa. La liga 22/23 será inusual, ya que habrá un parate forzoso en su trayecto debido al Mundial de Qatar. Los que más sufrirán serán los grandes, que tienen a todos sus futbolistas en las principales selecciones del mundo. Para los equipos más humildes, será un tiempo de descanso y planificación.

El desgaste que tendrán los mundialistas no es algo para soslayar.
Las incógnitas, en una temporada atípica como esta, están a la orden del día. ¿Podrá Guardiola adaptar a Haaland a su idea, en la que nunca hubo un 9 de área de esas características? ¿Le garantizará Gabriel Jesús al Arsenal los goles que necesita para estar nuevamente en la discusión? ¿Le resultará a Klopp la mutación ofensiva con la incorporación de los latinoamericanos? ¿Redondeará Conte su idea en un Tottenham que ha invertido como pocas veces? ¿Mantendrá Tuchel el espíritu ganador en un Chelsea convulsionado por cuestiones institucionales?

A continuación, un panorama actualizado de lo que deparará la Premier League -si bien queda todavía casi un mes más para poder incorporar futbolistas, hasta el 1° de septiembre, cuando cierre el mercado de pases-, primero con los seis grandes y luego con el resto que intentará dar batalla y romper con el duopolio en la liga más atractiva del mundo.

Manchester City
Campeón de cuatro de las últimas cinco ligas, el defensor del título sabe que su máxima aspiración es la Champions League, que le ha sido esquiva a un hombre que ha sabido ganarla como Pep Guardiola. Para ello, reforzó la ofensiva con una de las estrellas del fútbol europeo, el noruego Erling Haaland (algo más de 70 millones de dólares), más una de las figuras de Sudamérica, el argentino Julián Álvarez (22 millones).

El ex River recibió la confianza de Guardiola en las palabras y en los hechos, que él devolvió en el campo de juego: anotó un gol en su primer partido oficial, ante Liverpool. A los 22 años, el cordobés tiene todo para brillar en el club donde es ídolo el Kun Agüero.

El City también sumó a Kalvin Phillips, potenciado por Marcelo Bielsa en Leeds, a tal punto que hoy es hombre de selección.

Es cierto, no arrancó bien la temporada, ya que perdió la final de la Community Shield ante Liverpool. Pero en la mente del técnico español, la Champions es su obsesión. En la depuración, se sacó de encima a nombres fuertes del plantel: vendió a Gabriel Jesús y Oleksandr Zinchenko al Arsenal y a Sterling a Chelsea. Y se deshizo de Fernandinho, que volvió a su país para actuar en Paranaense.

Liverpool
Subcampeón en la liga (por debajo del City) y finalista de la Champions (cayó ante Real Madrid), el equipo dirigido por Jurgen Klopp quedó con la sangre en el ojo y arranca la temporada dispuesto a arrasar con todo: en principio, ya le arrebató al conjunto de Guardiola la Community Shield (el único título que le faltaba al frente de los Reds), el fin de semana pasado. Y para ello, dejó ir a uno de los símbolos de estos años dorados, como el senegalés Sadio Mané (a Bayern Munich, por casi 50 millones), y efectuó el fichaje más caro de su historia: el uruguayo Darwin Núñez, del Porto, por casi 80 millones.

Además, sumó a dos prospectos con visión de futuro: el portugués Fabio Carvalho (19 años), de Fulham, y el escocés Calvin Ramsay (18), de Aberdeen, por 5 millones cada uno. Como para paliar otras dos bajas ofensivas: el belga Divock Origi se fue libre a Juventus y el japonés Takumi Minamino fue transferido a Monaco por 20 millones.

Chelsea
Ganó su última liga en 2017. La temporada pasada fue muy convulsionada para los Blues. Thomas Tuchel llevó al equipo al tercer puesto en el torneo doméstico y a los cuartos de final en la Champions, poco si se tiene en cuenta lo alta que dejó la vara a partir de haber conquistado Champions, supercopa europea y Mundial de Clubes en la temporada 2020/21. Imbuido en los problemas institucionales (por cuestiones políticas Roman Abramovic fue obligado a vender el club), el técnico alemán se las arregló para hacer una buena temporada.

Con el millonario estadounidense Todd Boehly al mando, el club de Londres hizo una de las grandes movidas del mercado de verano al comprar a Raheem Sterling, una de las estrellas del Manchester City, a cambio de 67 millones de dólares. Los otros desembolsos grandes fueron por lateral el español Marc Cucurella (lateral de Brighton, le ganó la pulseada al City por 60 millones) y el central francés Kalidou Koulibaly: 46 millones. También sumó al arquero estadounidense Gabriel Slonina, de Chicago Fire, un prodigio de 18 años por el que pagó 15 millones, y pretende al delantero gabonés Pierre Aubameyang, con pasado en Arsenal y presente en Barcelona. Y en las últimas horas se quedó con Carney Chukwuemeka, destacado volante de Aston Villa.

Algunas bajas han sido significativas: Romelu Lukaku, que no tuvo brillo bajo el mando de Tuchel, volvió a Inter (un préstamo de 11 millones de dólares), Saúl Iñíguez regresó a Atlético de Madrid y dos baluartes salieron libres: Antonio Rüdiger a Real Madrid y Andreas Christensen a Barcelona.

Tottenham Hotspur
Antonio Conte está decidido a ir por todo con el apoyo económico de un club que no se anduvo con chiquitas a la hora de zambullirse en el mercado: Ivan Perisic (Inter), Fraser Forster (Southampton), Yves Bissouma (Brighton), Clément Lenglet (FC Barcelona) y Djed Spence. Pero por sobre todos, han fichado a una de las estrellas de las últimas temporadas, tan volátil como impredecible, el brasileño Richarlison, llegado desde Everton. En el equipo de Londres hay condimento argentino, el cordobés Cuti Romero, baluarte indiscutible de la zaga central. Por el contrario, el entrenador italiano decidió deshacerse de Giovani Lo Celso, que en estas horas busca quedarse definitivamente en Villarreal, donde estuvo a préstamo -y brilló- la pasada temporada.

Conte sabe lo que es ganar la Premier League: lo logró con Chelsea en 2017, año en el que justamente Tottenham fue subcampeón. El italiano Intentará transmitir su aura ganadora a un club que apenas celebró la liga en dos ocasiones, la última en 1961. Demasiado poco para lo que significa su historia.

Arsenal
Los Gunners llevan 18 años sin ganar la liga. Con Mikel Arteta al frente, revirtió una temporada 21/22 que arrancó muy mal y terminó con el equipo en Europa League. Es otro de los equipos que ha invertido mucho dinero. Puso los ojos en el Manchester City y le compró dos futbolistas importantes: el brasileño Gabriel Jesús, en 54 millones (se había apagado la confianza de Guardiola en él) y el ucraniano Oleksandr Zinchenko 45 millones). Además, sumó al portugués Fabio Vieira, de Porto (42 millones), el arquero de la selección de Estados Unidos Matt Turner y el joven delantero de San Pablo Marquinhos, de 19 años. Como contracara, sufrió las bajas de Mattéo Guendouzi (a Olympique de Marsella), Alexandre Lacazette (libre al Olympique de Lyon) y del juvenil Folarin Balogun (al Reims).

La pretemporada vio a un equipo afiladísimo, con un planteo 3-4-1-2 y un Gabriel Jesús que parece a gusto. El brasileño anotó tres goles en un amistoso en el que Arsenal goleó a Sevilla con un impactante 6 a 0.

Manchester United
Erik Ten Hag ha llegado para refundar a un equipo que anduvo en los últimos años deambulando en la mediocridad. Después del fracaso de José Mourinho, recurrió a un histórico como Ole Gunnar Solskjaer, pero no funcionó y terminó en un interinato de transición del alemán Ralf Rangnick. Ahora, recurre al neerlandés que imprimió un estilo definido en Ajax para devolverle grandeza a un equipo que no consigue una liga desde hace casi una década.

Para reforzarse, Ten Hag recurrió a algunos conocidos: el lateral izquierdo de Feyenoord, Tyrell Malacia (poco más 15 millones de dólares), y Lisandro Martínez, de Ajax, (57 millones, el pase más caro de un futbolista argentino en el mercado de pases europeo), y pretende a Frenkie De Jong, de Barcelona. Además, sumó a Christian Eriksen –estuvo en Brentford- y recuperó al francés Anthony Martial y al uruguayo Facundo Pellistri, tras los préstamos en Sevilla y Alavés, respectivamente.

Habrá que ver qué pasa con Cristiano Ronaldo, con quien la relación no empezó bien y siguen los rumores de que podría emigrar, y si potenciará al español-argentino Alejandro Garnacho, que ya sumó minutos en los amistosos de pretemporada.

Entre las bajas importantes, se fueron Jesse Lingard y Paul Pogba, y decidió vender a Andreas Pereira al Fulham. Además, Nemanja Matic se fue a Roma con Mourinho y Alex Telles pasó a préstamo a Sevilla.

Aston Villa
Steven Gerrard quiere levantar el perfil de un equipo que vio la gloria a principios de los 80, cuando además de ganar la Premier League, se consagró campeón de Europa. Para esta temporada, los Villanos rompieron el chanchito: le dieron 24 millones a Barcelona por Philipe Coutinho y compraron a otro brasileño, el defensor Diego Carlos, baluarte de Sevilla, en 37 millones.

Gerrard confía plenamente en dos argentinos: Emiliano Dibu Martínez en el arco y como líder -le otorgó la subcapitanía- y Emiliano Buendía, actor habitual la última temporada. Se desprendió de Targett (Newcastle lo compró en 20 millones) y Trézéguet (a Trabzonspor). Y acaba de vender a Carney Chukwuemeka a Chelsea.


Bournemouth
Scott Parker, un gran conocedor del ascenso y de la Premier como jugador y ahora como entrenador (como DT de Fullham conoció la gloria del ascenso y el oprobio del descenso al Championship) se hizo cargo de Bournemouth en la temporada 21/22 y logró llegar a la ansiada Premier por segunda vez en su historia. La primera fue en 2015 y estuvo cinco temporadas. Con un presupuesto mínimo, afrontará este desafío en la más completa austeridad y confiando en el plantel que llegó a la máxima categoría. El argentino Marcos Senesi, actualmente en Feyenoord, está en el radar.

Brentford
El danés Scott Frank, histórico entrenador de juveniles de Dinamarca y en Brentford desde octubre de 2018, logró el ansiado ascenso a la Premier después de 74 años. Su temporada fue aceptable: finalizó 13°. Sus grandes apuestas, las compras de Keane William Lewis-Potter, delantero y goleador del Hull y de la selección Sub 21 inglesa (23 millones de dólares) y el defensor Aaron Hickey (20 años, viene de dos temporadas en Bolonia y juega en la selección de su país, 26 millones de dólares). La baja más importante es la de Christian Eriksen, que firmó para Manchester United.

Brighton & Hove Albion
La última, su mejor temporada en primera, terminó noveno, de la mano de Graham Potter, que afronta su cuarto año al mando de un equipoen el que ya parece asentado el argentino Alexis Mac Allister (viene de disputar 36 partidos y anotar 5 goles). La gran apuesta en el mercado fue la compra del paraguayo Julio Enciso, la joya de 18 años proveniente de Libertad, por casi 13 millones de dólares, la venta más cara de la historia del fútbol guaraní. Las Gaviotas han tenido dos bajas importantes: Yves Bissouma (a Tottenham) y Marc Cucurella (a Chelsea).

Crystal Palace
Patrick Vieira está por segunda temporada consecutiva al frente de las Águilas de Londres, que finalizaron en el puesto 12 en la liga pasada y que ahora gastaron 15 millones de dólares por el defensor de 20 años Chris Richards, perteneciente a Bayern Munich y que la última temporada jugó en el Hoffenheim.

Everton
Frankie Lampard asumió a principios de año en un equipo tradicional del norte que no gana una liga desde hace 35 años. Los Toffees perdieron a su principal figura, el brasileño Richarlison, que pasó a Tottenham a cambio de 70 millones de dólares. Hasta ahora, el equipo de Liverpool ha realizado incorporaciones de bajo perfil, como los dos llegados de Burnley: Dwight McNeil y James Tarkowski. Su objetivo ahora es poder contar con el senegalés Idrissa Gana Gueye, de 32 años, sin lugar en el nuevo PSG.

Fulham
Campeones del Championship, conducidos por el portugués Marco Silva, los Cottagers vuelven a la Premier con el claro objetivo de mantenerse en primera. El arquero argentino Paulo Gazzaniga es parte del plantel, suplente del eslovaco Marek Rodak. Pese al humilde presupuesto con el que cuenta, tuvo un buen ingreso de 18 millones de dólares por la venta del camerunés André Zambo Anguissa al Napoli, donde estuvo a préstamo la pasada temporada. Se reforzó con el mediocampista belga-brasileño Andreas Pereira (que el año último jugó en Flamengo; se le pagó a Manchester United 12 millones de dólares), el volante portugués Joao Palhinha, del Sporting (24 millones) y el defensor suizo Kevin Mbabu, de Wolfsburgo (casi 7 millones).

Leeds United
El estadounidense Jesse Marsch, que tomó el mando tras el despido de Marcelo Bielsa, logró apenas la salvación de un barco que naufragaba. Tendrá dos bajas de peso para la temporada que se avecina: su máxima figura, el brasileño Raphinha, pasó al Barcelona a cambio de 70 millones de dólares, mientras que el volante Kalvin Phillips fue vendido al Manchester City por 60 millones. Las incorporaciones no son de nombre: el delantero colombiano Luis Sinisterra (23 años, de Feyenoord, 27 millones), el volante estadounidense Tyler Adams (23 años, de Leipzig, fue dirigido por Marsch, 20 millones), el defensor danés Rasmus Nissen Kristensen (25 años, de Red Bull Salzburgo, 15,8 millones), el estadounidense Brenden Aaronson (mediocampista de 21 años, de Red Bull Salzburgo, 40 millones) y el español Marc Roca (volante de 25 años, de Bayern Munich, 14,6 millones). Los Blancos ganaron tres ligas en toda su historia, la última hace exactamente 30 años.

Leicester City
Con Brendan Rodgers al frente por quinta temporada seguida, los Zorros, que sorprendieron a todos cuando conquistaron la Premier en 2016, quedaron a las puertas de las copas con el octavo puesto obtenido en la última liga. Si bien todavía no ha incorporado nada, sí hay clubes interesados en algunas de sus figuras: Newcastle pretende a James Maddison, Chelsea está detrás de Fofana, Inter quiere a Caglar Söyüncü y varios equipos españoles están interesados en Ayoze Pérez. Además, dejó ir a Kasper Schmeichel, que atajará en Niza.

Newcastle
La historia de Newcastle ha cambiado desde que fue adquirido por la familia real de Arabia Saudita. Sin embargo, las reglas del fair play financiero hacen que tengan que ingeniársela para reforzar al plantel. Será el segundo año al frente del equipo para Eddie Howe, que la temporada última terminó en la mitad de la tabla.

Por ahora, las Urracas le dieron la bienvenida a Sven Botman, un central neerlandés de 22 años procedente de Lille y a Matt Targett, de Aston Villa. Y mantiene en el plantel al argentino Federico Fernández, que tuvo poco rodaje este año por las lesiones, pero que es importante para el DT. “Es un líder y es clave para el grupo”, dijo Howe sobre el defensor, de 33 años.

Nottingham Forest
Esperado regreso de un club que hizo historia en los años 70, cuando ganó la liga y también conquistó Europa. De la mano del galés Steve Cooper, los Tricky Trees lograron el ansiado ascenso a la máxima categoría. Con el objetivo de tener un rendimiento que le permita mantenerse en la élite, el Forest ha desembolsado varios millones para reforzar el plantel que consiguió subir.

Se agenció a un puñado de defensores Neco Shay Williams, de Liverpool, que la temporada pasada actuó en Fulham; a los franceses Giulian Biancone, de Troyes, y Moussa Niakhaté, de Mainz, y al inglés Omar Richards, de Bayern Munich. Y también al goleador de Union Berlin, el nigeriano Taiwo Awoniyi. En total, lleva gastados 84 millones de dólares.

Southampton
El decimoquinto puesto en la última liga no ha sido muy alentador para el equipo que conduce el austríaco Ralph Hasenhüttl. Apenas le alcanzó para garantizarse una nueva temporada en la primera división inglesa. A los Santos se les ha ido su goleador, el albanés Armando Broja, que regresó a Chelsea después del préstamo. Para mejorar lo hecho, abrió la billetera e incorporó un puñado de futbolistas: del City compró al arquero irlandés Gavin Bazunu -estuvo a préstamo en Portsmouth- y al volante Romeo Lavia; del Rangers, adquirió a un volante con gol, Joe Aribo, y del Bochum, al defensor Armel Bella-Kotchap. El argentino Wilfredo Caballero sigue como alternativa en el arco.

West Ham United
Se esperaba más de los Hammers la temporada 21/22, en la que finalmente debieron conformarse con un lugar en la Conference League, aunque en la Europa League llegaron a las semifinales. El escocés David Moyes -en el cargo desde 2017, excepto en la temporada 2018/2019-, tendrá un plantel muy competitivo gracias a que el club ha abierto la billetera. Incorporó al delantero italiano Gianluca Scamacca (de Sassuolo), al defensor marroquí Nayef Aguerd (de Rennes) y al volante Flynn Downes (de Swansea), al arquero francés Alphonse Aréola (de PSG). Será la octava temporada del ex River Manuel Lanzini, de 29 años.

Wolverhampton
Campaña muy irregular para los Wolves la temporada última, dirigidos por el portugués Bruno Lage -continuador del largo proceso de su compatriota Nuno Espírito Santo-. La contratación más fuerte hasta el momento ha sido la del surcoreano Hwang Hee-Chang, que llegó desde Leipzig, y también se sumó el irlandés Nathan Collins, de Burnley. Adama Traore volvió del préstamo de Barcelona y está en la mira de varios. Su etapa gloriosa fue en la década del 50, cuando ganó sus únicas tres ligas, la última en 1959.

Primera fecha
Viernes 5 de agosto
16hs Crystal Palace v. Arsenal

Sábado 6 de agosto
8.30hs Fulham v. Liverpool
11hs Bournemouth v. Aston Villa
11hs Leeds United v. Wolverhampton
11hs Newcastle v. Nottingham Forest
11hs Tottenham v. Southampton
13.30hs Everton v. Chelsea

Domingo 7 de agosto
10hs Leicester City v. Brentford
10hs Manchester United v. Brighton And Hove
12.30hs West Ham v. Manchester City