DESCENDIÓ HISPANO

(Por La Opinión Austral)

Se terminó: el equipo Celeste cayó ante Unión y jugará la próxima temporada en la Liga Argentina. Dos semestres de cambios y equivocaciones desencadenan en la perdida de la plaza de Santa Cruz en la máxima categoría.

"Deberás crecer, sabiendo reír y llorar", rezó el maestro Luis Alberto Spinetta en uno de sus históricos sencillos. Los más duros momentos arrastran consigo enseñanza y crecimiento, Hispano cayó en Santa Fe y a partir de la próxima temporada jugará en la Liga Argentina de Básquet.

El sentimiento de tristeza invade Río Gallegos, la plaza en la máxima categoría del país quedó en manos santafesinas y Santa Cruz lamenta la despedida de la elite tras poco menos de siete años de "Primera". Aunque nada termina aquí, el desafío -para volver a reír- será levantarse rápido y volver a representar a la ciudad sumando respeto y compromiso.

Primero habrá que repasar el desarrollo de la 2021-22 para entender un certamen que colocó al "team" santacruceño en la última posición. Las primeras páginas trazaron los primeros rasgos y Matías Huarte fue el comandante. El DT juninense llegó con la apuesta de un trabajo "integral" entre plantel profesional y juveniles aunque la falta de algunas piezas le complicaron el camino.

El Súper 20 fue una antesala de lo que más tarde sucedería: el certamen de preparación se tiñó de derrotas y lejos estuvo de mantener al elenco riogalleguense con los principales flashes. Aunque esa acción se tomó cómo "preparación", el inicio de la temporada regular se asemejó bastante. Volviendo a las "piezas faltantes", un pívot se bajó a horas del comienzo de la temporada y hubo que improvisar en la pintura.

Ese primer tramo despertó expectativa: en siete juegos, tres triunfos. El último de ellos fue ante San Lorenzo en el Rocha, un 9 de diciembre del 2021. A partir de ese grito victorioso ante el Ciclón, el Celeste se hundió: 14 caídas de forma consecutiva registraron una racha negativa histórica.

El primer atenuante en un semestre que aumentó preocupación y necesidades.

A partir de allí, la Comisión Directiva decidió dar el "volantazo" de timón con el entrenador, lo había hecho aunque con las piezas del equipo. La búsqueda de un extranjero que rindiese fue un dolor de cabeza: sin pena ni gloria, pasaron Sydney Wilson, Rakim Brown y Kevin Ware, entre otros. Entre los tres, no completaron ni 10 partidos en la temporada regular.

La salida de Huarte provocó el arribo de Leandro Hiriart y consigo el retorno a la esperanza. Su estreno, con tan sólo 36 horas en la capital de Santa Cruz, fue ante Regatas de Corrientes y significó la vuelta a la victoria para Hispano. Tras ese 87-73 ante uno de los candidatos al título, el conjunto riogalleguense conquistó siete victorias en dieciséis juegos.

Para el cierre de la 2021-22, los buenos números del de Rosario se empañaron con cuatro derrotas en fila. "Lo mental es lo que cuesta corregir en este equipo", se animó a decir Hiriart en diálogo con LOA. Entre varios elementos a los que le costó el año, el capitán Marcos Saglietti se posicionó entre las figuras de Michael Smith (hasta su lesión), Lucas Reyes, Deionte Simmons y Brandon Moss.

Un descenso no es tarea para resumir sólo en un par de líneas: aunque un plantel abatido mentalmente cayó en la autopista de la frustración y se alejó de esos buenos momentos con la naranja en mano que supo transitar durante el año. En esa sintonía, el elenco de Río Gallegos dio la sorpresa en el inicio del playout y del suelo santafecino metió en la valija dos triunfos que mantuvieron el sueño.

"Con lo que costó llegar acá", rezaron varios comentarios durante la previa a la compleja definición. La gran chance de definirlo en casa se esfumó y el cuarto juego significó una paliza para el Celeste. En el quinto, el final era anunciado y la serie terminó en manos de Unión que logró dar vuelta la tendencia para quedarse en la máxima categoría.

La dirigencia hispanista debe evidenciar los errores y tomar nota para lo que viene por delante: volver a ser.

La temporada 2022-23 deberá jugarse a partir de esta mañana: el lamento deberá dejarse de lado o hacerlo durar poco, la necesidad de corregir la planificación hoy se convierte en la prioridad. La plaza en la Liga Nacional de Básquet se escurrió y el representante más austral en la historia de la LNB deberá volver a creer: el desafío es posible e Hispano sabe como conseguirlo.