RUUD VENCIO A SCHWARTZMAN

El porteño Diego Schwartzman, ubicado en el puesto 15 del ranking mundial y 2º preclasificado, cayó ayer en la final del Argentina Open frente al noruego Casper Ruud (8° y 1º, respectivamente) y no logró quedarse con el trofeo, luego de un comienzo prometedor en el choque decisivo del certamen.

El argentino se impuso 7 a 5 en un reñido primer set en el que se mostró superior a su rival en el último fragmento del juego pero el panorama se le complicó en el segundo, donde perdió con un contundente 6 a 2.

Ya en el tercero, el “Peque” empezó con el pie izquierdo debido a que el noruego le quebró el servicio en el primer game, aunque el porteño reaccionó e igualó el duelo de inmediato.

No obstante, en el siguiente volvió a ceder su saque y, ya con muestras de cansancio físico pero con su entrega característica, Schwartzman vio cómo se le escapaba la final con un sólido 6-3 a favor de Ruud.

El europeo había sido campeón en 2020, siendo sucedido por el argentino. Por sus actuaciones, el campeón se llevó 91.600 dólares y 250 puntos, contra 53.435 dólares y 150 unidades del otro finalista. La edición número 22 del certamen entregó un total de 600 mil dólares en premios.

El dobles
Entretanto, el argentino Andrés Molteni y el mexicano Santiago González se consagraron campeones de dobles, luego de vencer en la final por un doble y contundente 6-1 a la dupla conformada por el tenista albiceleste Horacio Zeballos y el italiano Fabio Fognini, en apenas 46 minutos.

Zeballos es el máximo ganador en la historia del tenis argentino en dobles con 18 trofeos, pero fue ampliamente superado por su compatriota (lleva 10 títulos) y el oriundo de México.

Los campeones se repartieron 31.820 dólares y sumaron 250 puntos, contra 17.030 dólares y 150 unidades de los perdedores.