BOXING GANÓ CON LO JUSTO EN SU DEBUT

(Por La Opinión Austral) 

En el inicio del TRFA con una intensa lluvia, el equipo de Río Gallegos consiguió un triunfo importantísimo en Puerto San Julián. Fue 2-1 ante Independiente con goles de Enzo Sandes y Mauro Fuentealba. Este miércoles recibirá a Defensores (Pico Truncado).

Lluvia, derechazo y festejo: con un gol sobre el cierre, Atlético Boxing Club sumó tres puntos de oro en el estreno del Torneo Regional Federal Amateur. Fue 2-1 con goles de Enzo Sandes en la primera etapa y Mauro Fuentealba en el complemento, Enzo Mackenzie empató parcialmente para los dirigidos por Luis Palma.

Desde el inicio, el equipo de Javier Guerreiro se hizo cargo del protagonismo y manejó las acciones. El escurridizo Sandes hizo de las suyas y permitió generar espacios agrupando rivales. Aunque hasta el minuto 20, las situaciones claras no aparecieron. Luego, hubo aviso de Jonatan López Guerra aunque sin mayores preocupaciones para Eduardo Martínez.

Lo mejor apareció en los pies del zurdo con la 10: tras un rebote en un córner, el volante recuperó la pelota yendo al piso e inmediatamente remató de zurda casi sin ángulo para anotar la apertura del marcador. De ahí en más, el partido se friccionó y el equipo local propuso un cerrojo defensivo.

En el complemento, Independiente salió a la carga en busca de la igualdad. Con más fuerza que fútbol obligó a Boxing a retroceder unos metros. En una jugada aislada, a los 15, Mackenzie confió y remató desde lejos para encontrar a Martínez adelantado: golazo y 1-1. A partir de ahí, el elenco de Palma movió la estantería del visitante y provocó dudas.

De todas formas, el conjunto de Río Gallegos hizo valer la jerarquía y adelantó las líneas. Ingresaron Lucas Aranda, Ezequiel Petti y Franco Triviño para oxigenar el ataque. A pura potencia, los de Guerreiro se acercaron al arco de Marcos Sánchez. El arquero local salvó varias para dejar a los sanjulianenses en partido.

Aunque no fue suficiente: desde la izquierda, Matías Leguizamón pisó el área y Triviño logró controlar para luego rematar mordido. Esa pelota quedó en el área y Mauro Fuentealba, en posición de delantero, clavó un derechazo a quemarropa y desató la alegría visitante.

El resultado fue justo y el Albiverde arrancó el camino a la ilusión con el pie derecho. Entre 227 equipos, el sueño de ascenso comienza a gestarse.