OTRO HOMENAJE PARA FANGIO

(Por Telam)  

A 70 años de la conquista del primero de sus cinco títulos mundiales, el corredor fue recordado en Mar del Plata y este miércoles lo harán en Balcarce, su ciudad natal, con el traslado de sus restos desde el cementerio local al museo que lleva su nombre.
 
A 70 años de la obtención del primero de sus cinco títulos en la máxima categoría del automovilismo, comenzó el primer homenaje a Juan Manuel Fangio en Mar del Plata con la presencia del tricampeón mundial de Fórmula 1, el escocés Jackie Stewart, quien aseguró que el quíntuple "sigue vivo" y que para el fue un "gran ejemplo de humildad y perseverancia".
 
Este miércoles concluirá el tributo a Juan Manuel Fangio en su ciudad natal, con el traslado de sus restos desde el cementerio de Balcarce al mausoleo ubicado en la planta baja del Museo Fangio, en la misma ciudad, y previamente se efectuará una caravana que transitará por los lugares históricos que fueron para el quíntuple mojones importantes de su vida.
 
"Es un gran honor estar en Argentina por un hombre que fue el mejor piloto de carreras de toda la historia, y fue alguien a quien intenté parecerme siempre, porque hacía su exitoso negocio con estilo, con un patrón de conducta ejemplar tanto adentro como afuera de las pistas", dijo Stewart en un salón colmado del Hotel Provincial marplatense.
 
Stewart, considerado uno de los 10 mejores pilotos de la historia, con 99 Grandes Premios corridos, en los que logró 27 victorias, 17 pole positions y 43 podios, entre 1965 y 1973, destacó que los argentinos "tienen mucha suerte de haber tenido un hombre como Juan, que los haya representado como él lo hizo".
 
"No creo que el mundo haya visto algo igual a Juan Manuel Fangio y por eso estoy feliz de estar hoy aquí y de formar parte de este gran movimiento", añadió Stewart en la segunda visita al país luego de estar para el sepelio en 1995.
 
"He aprendido mucho del 'Gran' Fangio, y haberlo acompañado en ese momento fue una de las cosas más importantes que hice en mi vida, y el mundo le reconoce su estilo, su humildad, y los argentinos deben estar orgullosos de haber tenido como compatriota a un hombre fantástico", subrayó Stewart.
 
"Les puedo garantizar que el resto del mundo siente lo mismo que yo. ¡Bravo por Fangio!", agregó el veterano escocés, quien recibió de parte de las autoridades municipales de Mar del Plata y Balcarce la distinción de “Huésped Ilustre”.
 
El escocés Jackie Stewart, de 82 años, cuyos verdaderos nombres de pila son John Young, fue tres veces campeón de Fórmula 1, en 1969 con Matra, y 1971/73 con Tyrrell, aun siendo un niño de 12 años presenció un Gran Prix de F1 y quedó impactado ante la imponente Maserati que conducía Juan Manuel Fangio.
 
Corría el año 1966 y Jackie Stewart había ganado el Gran Prix de Mónaco con su BRM, y cuando detiene su máquina en boxes, apaga el motor, se saca el casco y se queda en el cockpit de su auto y ve que un señor se agacha y le dice con voz finita: "usted será un gran campeón en el futuro", y apenas pudo saber que era nada menos que Juan Manuel Fangio.
 
Stewart salió catapultado del lugar en busca de su pasaporte y un bolso de mano y, tras una odisea de viajar casi 20 horas entre esperas y trasbordos desde Londres hasta Buenos Aires, para luego subirse a un pequeño avión que lo esperaba en la pista de Ezeiza, pudo llegar a Balcarce dos horas antes del último adiós, por la admiración, gratitud y respeto que sentía por Fangio.
 
Stewart lo reconocía como el mejor piloto de la historia, alguien que hacía cosas que otros grandes como él las admitían como únicas, mágicas y sublimes.
 
Hace poco más de un mes, Stewart recibió la grata noticia de que su deseo se iba a ser realidad teniendo en cuenta la decisión de los integrantes de la Fundación y los hijos de Fangio. Construirán una bóveda en el museo para que el féretro de Fangio pueda ser visitado por todo aquel que quiera acercarse al templo del automovilismo.
 
Pese a su edad y los inconvenientes y riesgos que trae aparejado la pandemia por el Covid 19, el escocés no dudó en confirmar su presencia en Balcarce en lo que será el último viaje del máximo piloto argentino de la historia a su destino final.
 
Por su parte, el casildense diseñador de autos súper deportivos Horacio Pagani, fundador de Pagani Automobili, comentó que "lo más destacable de Fangio no fue su triunfo como deportista, o sus cinco campeonatos, sino su victoria como persona".
 
Para el prolífico constructor, sin duda que el caso de Fangio merece la sentencia de que '"El hombre fue más que el mito" y por eso " el respeto y la veneración que los demás pilotos han tenido por él hablan de lo que significó para todos".
 
Pagani, quien a través de Fangio consiguió insertarse en la fábrica Lamborghini, fundó luego su propia marca Pagani Automobili, de donde salieron los modelos Zonda (en honor a Fangio) y el Huayra, considerados como unos de los mejores autos súper deportivos del mundo.
 
El miércoles, en el autódromo de Balcarce, estará Oreste Berta, quien estuvo muy ligado a Juan Manuel Fangio, a quién el balcarceño le confió la preparación de los Torinos de la Misión Argentina que hicieron un gran papel en las 84 Horas de Nurburgring de 1969, estará cuando en en la pista se dibujen las siluetas de los varios de los autos que tripuló el quúintuple.
 
Oreste Santiago Antonio Berta, nació en Rafaela, provincia de Santa Fe, el 29 de septiembre de 1938, y es proyectista, desarrollista y constructor integral de motores y automóviles de competición, y fundador de Oreste Berta S.A. en 1968.
 
Tiene tres títulos Honoris Causa otorgados por las Universidades Nacionales de Córdoba, San Juan y la Tecnológica Nacional.2
 
En 1966 es designado director del equipo oficial Industrias Káiser Argentina de Turismo Carretera, y la intención de IKA fue la de presentar sus productos en el automovilismo nacional, siendo destacada la joya de la corona: el IKA Torino.
 
Bajo su batuta, Berta llevó a IKA a alzarse con los campeonatos de 1967, 1969, 1970 y 1971, y con el subcampeonato de 1968. La preparación de los motores jugó un papel importante, además de la utilización de los prototipos Liebre-Torino (diseñados y desarrollados por Heriberto Pronello), como también los Torino 380W, siempre con la buena atención de Berta.
 
En 1969, Berta se une a la "Misión Argentina" que iba a participar de Le Marathon de la Route donde el preparador haría gala a nivel mundial de sus dotes preparativas.
 
El equipo, dirigido por Juan Manuel Fangio, llevaba a Berta como Director Técnico y encargado de la preparación de los motores de los tres Torino que participaron de la competencia. También llevaba a un grupo de los mejores pilotos del país.
 
De esa epopeya formaron parte también bajo la dirección de Fangio los pilotos Rubén Luis Di Palma, Carmelo Galbato, Oscar Fangio, Jorge Cupeiro, Gastón Perkins, Eduardo Rodriguez Canedo, Eduardo Copello, Oscar Mauricio Franco y Alberto Rodriguez Larreta.