¡ADEFU Y CAMIONEROS, LOS MEJORES DE LA PATAGONIA!

Río Grande sigue siendo el capo del Sur, y por segunda edición consecutiva clasificó a dos clubes a la fase Final de la Liga Nacional de Futsal Argentina, primero fue Camioneros quien venció a su homónimo de Ushuaia, y luego ADEFU quien dejó en el camino a La Alborada, dos semifinales picantísimas que quedarán en la historia, sobre todo por el nivel que tuvieron ambas.
 
El Verde llega de esta manera a su tercera Final en idéntica cantidad de ediciones, mientras que el Naranja hace historia en llegar por primera vez, con la sorpresa que genera un equipo que no hace un año que está jugando la elite local y que está trabajando desde febrero con un grupo nuevo que ya consiguió varias victorias importantes en el orden local, pero que había fallado en ocasiones de mano a mano, y esta vez pagó con creces esas dos derrotas.
 
La alegría riograndense fue completa, no sólo por los resultados, sino por la armonía que se vio en el cierre del segundo juego cuando los jugadores de Camioneros desde la tribuna comenzaron a gritar por Río Grande, y los chicos de ADEFU fueron en busca de ellos para seguir los festejos, y fue mucho más emocionante después, con el Verde y Naranja en la cancha, festejando juntos y haciendo una ronda gigante que quedará en la historia, y ratificando el poder del Futsal AFA de la ciudad norteña de Tierra del Fuego.
 
Camioneros hizo honor a su historia
En el clásico fueguino que enfrentó a los elencos de Camioneros en busca del primer boleto a la Fase Final de la Liga Nacional de Futsal Argentina, los de Río Grande se impusieron 4-2 y abrocharon su clasificación a la etapa que se disputará en diciembre. Wladimir González, goleador del campeonato, marcó por duplicado acompañado por los festejos de Salazar y Collman.
 
Era un partido que prometía muchísimo y en el cual se jugaba un montón, ni más ni menos que el boleto a la etapa decisiva -nacional- de la LNFA, este torneo que llegó para quedarse.
 
Camioneros de Río Grande arribaba como el mejor puntero de la etapa clasificadora y con la confianza en alza, pero sabía que chocaba ante su homónimo de Ushuaia, que más allá de haber pasado como el mejor segundo venía de ser el ganador de la etapa provincial de la Copa Argentina del Consejo Federal y de menos a más en el campeonato.
 
Las bajas considerables de Agustín Cobertizo y el capitán Lucas Ulema volvían a ser vértices importantes en la conjetura previa, tomando la cinta otro de los históricos como Lucas Pellines.
 
Desde el inicio la balanza iba a torcerse para los del norte de la isla, ya que cuando no pasaba nada y recién corría un minuto de juego, Joaquín Pérez deja corto un pase en la salida y tras el rebote en Italo Gómez que salió al achique fue el máximo artillero del Verde: Wladimir González, quien estampó el grito en el cielo para el 1-0.
 
Los ushuaienses tomaron la vocación de atacar y obtuvieron por asalto la posesión, empezando a generar peligro en el arco defendido por Leandro Vidal. Una linda combinación entre Hidalgo y Nelli fue el aviso inicial, pero cada vez que lo exigieron respondió “Mechita”.
 
Hasta que a los 6 minutos y medio iba a llegar el empate después de tanto buscar. Recibió el “Monito” Hidalgo sin contemplaciones para ajusticiar con un remate rasante la resistencia de Vidal y equilibrar las acciones.
 
Después del tanto empezó a cambiar de a poco la tónica del partido, con una merma en la intensidad de los capitalinos y una levantada para los de Río Grande, que de a poco generaron peligro en el arco defendido por Gómez.
 
Zaraza le pegó al poste, Delfor erró un penal en movimiento cuando tenía el arco a su merced y la tercera fue la vencida porque una vaselina le cayó a Juan Collman que remató ante el achique del arquero y en el rebote la empujó para el 2-1.
 
Luego llegó la parte negra del encuentro, primero con la expulsión de Walter Hidalgo por excederse en la vehemencia e ir con la plancha sobre Wladimir González y luego por los entredichos que se sucedieron entre los simpatizantes ushuaienses de la tribuna y Facundo Perpetto sumado a lo que se dijeron Nelli y Guillermo Vargas, derivando en la expulsión por doble amarilla del entrenador riograndense.
 
Así se fue el primer tiempo. Ya en el segundo, los del norte de la Isla tuvieron las acciones peligrosas de entrada, pero fue Joaquín Mansilla quien se lo perdió mano a mano con Vidal cuando tuvo el empate.
 
Jonatan Salazar pudo estirar la ventaja con una contra que finiquitó al ángulo derecho de “Willy” Gómez, pero el arquero la desvió con solvencia y luego llegó por el segundo poste sin lograr conectar la bola.
 
Momento clave llegó cuando entrábamos a los 10 minutos, porque Nelli anticipó y Collman lo derribó ganándose la segunda amarilla dejando a su equipo con uno menos. Los capitalinos no se animaron de entrada al 5v3 y fue exquisito el movimiento defensivo de los riograndenses para mantener la valla en cero durante los dos minutos.
 
Para colmo, luego del minuto indicado por Vargas desde la tribuna, la jugada que planificó el DT trajo réditos porque a la salida del lateral recibió Zaraza como pivot, giró su marca y remató obligando a Gómez a la estirada y en el rebote apareció Salazar para el 3-1.
 
Con la historia casi sentenciada, Montiel aplicó arquero-jugador con Gatica en esa faceta y comenzó a presionar en los últimos sectores, pero así llegaría uno más. Robo y definición desde propio campo para Wladimir González, el goleador del torneo, poniéndole candado al juego y la clasificación.
 
Solo quedó tiempo para el descuento de Joaquín Mansilla apenas sacaron del medio con un enorme pase cruzado entre líneas hasta el pitazo final.
 
Victoria, clasificación y alegría para Camioneros que obtiene, una vez más, su plaza para la etapa definitoria de la Liga Nacional de Futsal Argentina. Dos con Vargas a la cabeza y una con Nico Barrios. ¿Casualidad? No, proyecto y trabajo…


 
ADEFU lo supo trabajar
Desde el principio fue el Naranja el que propuso hacerse dueño del control del partido, primero desde el dominio del balón, y luego con mucha presión alta para recuperarla y no dejar pensar demasiado al conjunto Verde de la villa turística, y antes del minuto lo tuvo Joel Coronel con un remate claro desde la izquierda que el arquero rival sacó al tiro de esquina.
 
A partir de los 6 minutos, fue La Alborada quien creció en su juego, tuvo su mejor momento, generó dos situaciones de peligro que las resolvió muy bien Pablo Machado, pero ese dominio rionegrino duró apenas un minuto y medio, luego el control del juego volvió a ser fueguino hasta que llegó la apertura del marcador.
 
Sobre los 12 minutos y medio ADEFU presionó una salida, obligaron al error por el medio y de frente al arco, Mauro Fuertes asistió muy bien a la izquierda por donde apareció sólo el otro Mauro, Rain, y el exBoca definió con precisión al segundo palo para el 1-0.
 
Casi de inmediato, de una salida por la derecha, presionó Gaby Sánchez, le robó la pelota y sin pensarlo, sacó un zurdazo tremendo que se coló en el ángulo, golazo para el 2-0 Naranja, que en un abrir y cerrar de ojo, le puso justicia al marcador.
 
Luego, la pelota fue del Verde que obligado por el score en contra arriesgó más, aunque chocó con una buena defensa del Naranja, quien sólo permitió un tanto, fue a los 8 cuando de un descuido lograron meter la pelota al segundo palo por donde apareció sin marcas Alexis Hernández quien colocó el 1-2 con el cual se fueron al entretiempo.
 
La segunda etapa fue dura en los primeros pasajes y durísima en el cierre. En los primeros 10 minutos se compartieron la pelota, se luchó muchísimo en el medio, casi que no se generaron situaciones de peligro en los arcos, algo que favoreció al Naranja por su condición física superior a la del rival, a quien le fue sacando piernas para llegar más entero al cierre.
 
A falta de 8 minutos para el cierre, el dominio de La Alborada se hizo sentir, le robaron definitivamente la tenencia del balón a los fueguinos y por una cuestión de necesidad se le fueron encima, pero estaba claro que cuando ADEFU pudiese romper esa presión, lo iba a sentir el rival, y fue así que con un pelotazo a las espaldas Joel Coronel ganó un tiro de esquina y tras una salida larga, lo dejaron libre a Martín Marimón quien sacó un zapatazo terrible para colocar el 3-1 a 7 del cierre.
 
Los de Bariloche a 4 del cierre salieron a pagar cara su derrota, metieron a Hernández como arquero jugador y por momentos generaron varias situaciones de gol que fueron detenidas una y otra vez por el gran Pablo Machado, y cuando la desesperación se apoderó del rival porque restaban pocos segundos, Mauro Fuertes primero y Mauro Rain después, recuperaron en su propio campo y desde lejos, acertaron el arco adversario para decretar el 5-1 final, resultado mentiroso pero justo, los fueguinos fueron más inteligentes para jugar esta especie de final y llegar a la última fase de la Liga Nacional.


 
Las semifinales
Camioneros (RG)       4 – 2    Camioneros (USH)
Camioneros de Río Grande: Wladimir González (2), Juan Collman y Jonatan Salazar.
Camioneros de Ushuaia: Walter Hidalgo y Joaquín Mansilla.
Incidencias: Expulsado Walter Hidalgo en Camioneros de Ushuaia y Juan Collman en Camioneros de Río Grande.

 
ADEFU           5 – 1    La Alborada
ADEFU de Río Grande: Mauro Rain (2), Gabriel Sánchez, Martín Marimón y Mauro Fuertes.
La Alborada de Bariloche: Alexis Hernández.
Incidencias: No se registraron.