VELÁZQUEZ Y BARRIA, LOS GANADORES DE LA VUELTA

(PH: Miguel Vargas) 

Federico Velázquez en motos y Tomás Barria en cuatriciclos se consagraron como los ganadores de la XXXVII Edición de la Vuelta a la Tierra del Fuego, que tuvo una segunda etapa acotada entre Tolhuin y Rio Grande después de un sábado con todos los condimentos. La definición de la general fue por apenas 20 segundos.

Debido a la pandemia se debió modificar el normal desarrollo de la segunda etapa de la XXXVII Vuelta a la Tierra del Fuego, descartando la especial entre el Rio Olivia y la Cabecera del Lago Fagnano. Claramente esta alternativa achicó el margen para los cambios en las posiciones, sobre todo de aquellos pilotos que se hacen fuertes en ese sector.

Pero la decisión del Gobierno estaba tomada, aceptando la propuesta del MCRG de realizar solo la especial de Tolhuin a Rio Grande para evitar aglomeramiento de público en función de los cuidados para prevenir el COVID-19.

Por eso desde las 8.30 comenzó el engrillado previo a la vera de la Ruta Nacional N° 3, a la altura del autódromo “Carlos Romero”, donde más de 150 máquinas se alistaron para poner en marcha la segunda etapa desde las 10.



En horario y con toda la expectativa llegó el banderazo de inicio que vio acelerar a Ariel Lenti como líder de la carrera escoltado por Federico Velázquez, quienes estaban separados por apenas 3 décimas, literalmente nada. Estos se fueron superando constantemente con el paso de los kilómetros, con Lenti comandando las acciones hasta el sector de Puente Justicia, donde Velázquez tomó la posta.

A la altura del Arroyo Barrientos se trenzaron en un cuarteto veloz e intenso junto a Martín Bleuer y Gastón Martínez, quienes iban en busca de la victoria en la etapa y recortar la desventaja del día previo para tratar de ingresar en el selecto Top 3. Aaron Pintos, algo retrasado, perdía tiempo.

Nada se modificó hasta el cierre, sólo que Martinez se quedó sin nafta y arribó tercero detrás de Velázquez que se adjudicó la carrera seguido por Lenti, con una brecha entre ambos que finalmente fue de 20 segundos, los que los separaban en la largada de Tolhuin. 

Sin dudas un carrerón para aplaudir a los dos, por cómo se brindaron y la amistad que llevaron tanto dentro como fuera de la pista. Gastón Martínez fue tercero, Bleuer cuarto y Pintos quinto.

El otro dato para destacar de las dos ruedas fue la doble victoria concretada por Raúl y Thiago González, un apellido ilustre de la VTDF, que empieza a escribir más historia a las páginas que ya ha dejado en evidencia uno de los más ganadores. El experimentado se quedó con la Master A y el joven de 14 años se hizo dueño de Moto Novato.

Germán Nuñez fue el vencedor de Master B mientras que Agustin “Bochita” Vera la rompió en la Open, bautizándose en la Vuelta después de varias presencias.



Por su parte, Tomás Barria aprovechó la diferencia que tenía a su favor cosechada en la primera etapa y prolongó su hegemonía en las cuatro ruedas, revalidando el triunfo de 2019 para acumular una estrella más a su palmarés.

Como el piloto a batir, fue escoltado por el eterno e inoxidable Daniel Cárdenas, quien corrió con la clavícula y el omóplato desplazado debido a una caída en la previa realizando hoja de ruta en tanto que Matías Chacón pisó fuerte cerrando el podio por delante de Tomás Zentner, quien entró cuarto.

Agnes, un apellido emblemático del deporte motor, con el triunfo de Marcos en ATV Pro festejó en gran forma en tanto que Daniel Elizondo (Master), Eliana Palavecino (Damas), Nicolás Hernández (Limitada) y Carlos Di Natale (4x4) fueron los otros vencedores.

Ahora será tiempo de análisis y festejos, a la espera de una Vuelta más, recién en 2022…