LOS GLADIADORES, AL BORDE DE LA ELIMINACIÓN

(Por La Nación)  

El sueño parece estar roto. Luego del histórico triunfo frente a Croacia, Los Gladiadores no pudieron con Qatar, perdieron 26-24 y se quedaron al borde de la eliminación en la segunda rueda del Mundial de Egipto. En un partido reñido y disputado hasta el final, la Argentina tuvo la ventaja durante la mayor parte de los 60 minutos, pero la potencia ofensiva de los qataríes primó en el cierre y le impidió al seleccionado nacional acceder a los cuartos de final por primera vez en la historia. Ahora, tendrá que esperar un milagro: si empatan Croacia y Dinamarca podrá acceder a la siguiente ronda.
 
El inicio fue más que prometedor: el equipo nacional llegó a sacar una ventaja de siete goles (11-4) en los primeros 18 minutos de juego. Pero, luego, tuvo una marcada sequía sin poder convertir en los últimos seis minutos y los qataríes descontaron hasta dejar el marcador 13-12 en el cierre de la primera parte. Luego, en la segunda parte, se mantuvo la tónica: aunque Argentina logró ponerse 19-15 en el inicio, los últimos 15 minutos fueron dramáticos. 
 
Qatar recién logró ponerse al frente a los 49 minutos de juego y el partido llegó 21-21 a los 10 minutos finales. A partir de ahí, todo cambió desfavorablemente para los argentinos y el equipo asiático sacó dos goles de diferencia por primera vez en el juego (23-21) a los 52 minutos. Los Gladiadores lucharon hasta el final, pero no pudieron remontar el resultado en el desenlace. La falta de eficacia en ataque, una serie de pérdidas consecutivas y los problemas para contener la dinámica y la precisión de Frankis Marzo y Rafael Capote (ambos cubanos nacionalizados qataríes) terminaron siendo detalles decisivos.
 
En el combinado nacional, Federico Pizarro (7), Lucas Moscariello (6), Sebastián Simonet (4) y Santiago Baronetto (4) fueron los goleadores; mientras que entre los árabes se lucieron los ya mencionados Marzo (8) y Capote (6), más Hamad Madadi (6), Marwan Sassi (3) y Youssef Ali (3).
 
Una vez más, Qatar vuelve a ser el gran verdugo: ya se había impuesto en los dos últimos duelos (21-17 en 2017 y 26-25 en 2019) y el único éxito argentino tuvo lugar en 2013, un 30-26 en la reubicación por el 17º puesto. Además, el conjunto de Medio Oriente también eliminó a la Argentina con un 22-18 en los Juegos Olímpicos de 2016.
 
En la competencia, Argentina debutó con un triunfo sobre República Democrática del Congo por 28 a 22; luego venció a Bahréin por 24-21 y en el cierre del grupo D perdió contra Dinamarca, campeón mundial y olímpico, por 31 a 20. Ya en la rueda principal (main round), superó a Japón por 28 a 24 y a Croacia por 23-19, pero no pudo superar a Qatar para sellar un pase que hubiese sido histórico.