BACHMANN CAMPEÓN EN LA "NOCHE MÁS LARGA"

(Por Clarín)  

El paraguayo Axel Bachmann se mantuvo a puro café en su casa para consagrarse en el festival de Ushuaia, en plena pandemia.
 
Ushuaia ​fascina por donde se la mire. Increíble que una ciudad, la más austral del mundo, se haya desarrollado en semejante marco natural. Allí la noche más larga del año, la que va del 20 al 21 de junio, tiene su Fiesta Nacional. La pandemia la complicó esta vez, pero no iban a claudicar tan fácilmente. Y el ajedrez online llegó para salvar la parada con un festival que duró 17 horas, con 2.160 jugadores de 33 países, que jugaron 21.374 partidas en dos torneos, el segundo de los cuales fue ganado por el gran maestro paraguayo Axel Bachmann, quien se mantuvo a café para jugar 108 partidas de madrugada, durante diez horas. Y ganar.
 
“¿Para qué mentirte? Un poco loco estoy. Más allá de que me dedico al ajedrez ​​todos los días, no deja de apasionarme. Cuando terminé de jugar, me costaba hilvanar las palabras. Encima no me podía dormir hasta después del mediodía, porque tenía un compromiso. La siesta me salvó”, le cuenta Bachmann a Clarín desde su país. Es top ten en Latinoamérica, ha competido en 6 Olimpíadas desde que tenía 14 años y es un habitué en torneos en la Argentina. El coronavirus ​​lo llevó a focalizarse en el ajedrez online. Y se llevó el torneo más largo.
 
El Festival Internacional de Ushuaia ​​​se dividió en dos campeonatos con partidas a ritmo relámpago (3 minutos por jugador, más 2 segundos por movida): uno de siete horas, desde las 17 a la medianoche del sábado pasado, ganado por el azerí Vugan Rasulov; y el otro de diez horas, de las 0 a las 10 del domingo 21, que se llevó Bachmann. ¿Cuál fue su técnica para soportar durante tanto tiempo, por más que el ajedrez sea su pasión y su profesión?
 
“Había arrancado el torneo para sumarme a una iniciativa excelente en estos tiempos de confinamiento, cuando el ajedrez online creció un montón porque la gente está en su casa. Como en Paraguay tenemos un huso horario distinto, arranqué a las 23. Hasta las 0.30, como estaba jugando muy bien, me fui del torneo con la idea de dormir, pero pasé a un canal canadiense de Twitch en el que estaban a mil por hora con el ajedrez. Y me contagiaron. Volví, logré una buena secuencia de resultados y me sumé al liderato a las 2.30. De ahí en adelante me fue bastante bien”, le cuenta a Clarín.
 
El gran maestro de 30 años explica la receta que usó para mantenerse despierto: “Si bien había descansado la noche anterior y tenía resto, entre las 4 y las 5 empecé a sentir un cansancio fuerte y la calidad de las partidas no fue la mejor. Me mantuve con café y tomaba breaks cada hora y media para ir al baño y estirar las piernas. Habré jugado como nueve horas”.
 
Los torneos se jugaron en la plataforma Lichess.org, con el formato “Arena”: cada empate vale un punto y cada victoria, dos; si se consiguen dos triunfos seguidos, se empiezan a duplicar las unidades en cada partida siguiente, hasta que se sufre una derrota; y si juega una partida con el comodín llamado “Berserk”, que quita la mitad del tiempo, se consigue un punto extra. De esta manera, se premia la seguidilla de buenos resultados y el riesgo de tener menos tiempo a favor.
 
Bachmann sumó 246 puntos durante la friolera de 108 partidas, con 67 triunfos, 13 tablas y 28 derrotas. Después de un arranque a medias para su nivel (15-4-11), logró ocho victorias en sus siguientes nueve partidas y de ahí en más se afianzó en la cima hasta asentar su título. Su presencia le dio un plus al torneo, porque representó a Paraguay en 6 Olimpíadas, entre 2004 y 2016, con un récord de 27 triunfos, 18 tablas y 18 derrotas en 63 partidas.
 
La idea del festival nació en el Círculo de Ajedrez de Ushuaia, con la venia del intendente Walter Vuoto y el aporte monetario del Ushuaia Bureau para los premios, porque otro condimento importante era que el festival fue de participación gratuita, pero otorgó dinero a los mejores ubicados: en dólares para los de la general y en pesos para los mejores argentinos.
 
“Desde mediados de marzo, por la cuarentena​, organizamos torneos diarios online a las 15 con el Instituto Municipal de Deportes, con un promedio de 125 participantes, por lo que ya superamos los 10.000. Esto nos alentó a organizar un gran evento y la noche más larga del año fue la excusa perfecta”, explica Juan Carlos Arias, presidente del Círculo.
 
Vaya si lo lograron, con 1.223 jugadores en el primer torneo y 937 en el de madrugada. Ushuaia podrá ser el fin del mundo, pero en la noche más larga fue el centro del universo ajedrecístico, con la participación de profesionales y aficionados de 33 países tan disímiles y distantes como Irán, Estados Unidos, Vietnam, Japón, Ucrania, Rumania, Macedonia, India y 17 naciones latinoamericanas.
 
“Como ajedrecista, me gustan este tipo de desafíos, porque no son fáciles. Otros los quieren evitar –resume Axel Bachmann-. Es el torneo más importante que gané durante este confinamiento. Y me vino bien para entrenarme para el cruce con Alexei Shirov en el Iberoamericano online”. Tan bien le vino que ganó y pasó a los cuartos de final. Pero esta vez sin un termo de café de por medio.