EL CAMPEÓN VOLVIÓ AL RUEDO CON UN R5

(Por Campeones)  

Ott Tänak fue uno de los primeros pilotos del Mundial que condujo un Hyundai i20 de WRC2, luego del brote de la pandemia de coronavirus. "Fue agradable estar de vuelta en un coche después de lo que ha sido el tiempo más largo sin actividad", dijo el estonio.
 
Ante la prohibición de testear los coches del WRC por la pandemia de coronavirus, el campeón Ott Tänak aprovechó la posibilidad de probar un Hyundai i20 R5 del WRC2 del equipo Red Grey, el cual comparte con Markko Martin.
 
El estonio recorrió alrededor de 100 kilómetros en las cercanías de Otepää y volvió a conducir un auto de la especialidad, después de más de dos meses sin hacerlo, y trabajó sobre las suspensiones y el mapa del motor.
 
"No fue nada importante, sólo algo de tiempo para rodar con el coche y pilotar. No hice mucho en el i20 R5, pero fue muy agradable pilotar y estoy bastante impresionado con su rendimiento. Fue agradable estar de vuelta en un coche después de lo que ha sido el tiempo más largo sin actividad. Sin duda, esto ha hecho que quiera volver al trabajo, al trabajo de verdad", comentó el monarca de la divisional mayor.