Sangre de campeón

La XIV División de Honor ya es historia pero en MZLDeportes.com intentamos darle un cierre a todos los torneos con las voces de los protagonistas y creo que no hay mejor forma que empezarlo con el MVP del certamen: el mendocino Renzo Grasso.

Sus sueños con una pelota empezaron desde muy chico como cualquier joven amante del deporte hasta que empezó a practicar futsal en Cementista. Para esa época recién tenía siete años e intercalaba entrenamientos con el fútbol de cancha grande, donde pasó por Chacras, Luján y Talleres.

"Siempre con el futsal a todos lados", comienza diciéndonos en contacto exclusivo. Su palmarés no hace otra cosa que revalidar sus condiciones: Dos subcampeonatos nacionales de clubes en Juveniles, dos títulos y un segundo lugar en torneos nacionales con Mendoza más un subcampeonato con la Primera de la Selección Argentina -en el 2013 viajó a los World Games de Colombia-".



No obstante, el Campeonato Mundial Sub-20 conseguido en Concepción (Chile), se destaca por sobre el resto: "El Mundial fue algo increíble. Siempre todos soñamos con jugar un Mundial y ni pensar salir campeón del mundo. Me tocó llevar la cinta de capitán pero yo lo veo más como algo simbólico. Todos somos capitanes adentro de la cancha y por suerte pudimos disfrutar lo que estábamos viviendo. Será inolvidable".

Gran porcentaje de la consagración en suelo trasandino se cimenta en el título sudamericano obtenido en Paraguay y 'Carucha' lo tiene bien claro: "Pudimos conformar un grupo excelente con doce jugadores que podían entrar en cualquier momento y a partir de ganarle esa final a Paraguay en su propia casa nos dimos cuenta de que estábamos para grandes cosas".



Saliendo un poco de la selección albiceleste le consultamos sobre la participación de Cementista en la Liga de Honor: "Nuestro objetivo era estar entre los cuatro mejores equipos del país ya que viajamos con un plantel muy corto y algunos jugadores fundamentales no pudieron viajar. Afortunadamente hicimos un gran torneo, no pudimos llegar a la final, pero logramos obtener el tercer puesto que no es poco".

"Lo del premio al Mejor Jugador eso queda en manos de los que saben. Fue una alegría enorme que me dieran ese reconocimiento. Creo que es un premio al esfuerzo y constancia", añadió.

Antes de concluir dedicándole un párrafo al campeón fueguino, Casa Magallanes: "Fue un digno campeón. Creo que la clave estuvo en lo físico. Tienen jugadores con muchísima experiencia y un abanico de cambios que complicaron siempre al rival. La verdad me saco el sombrero por el trabajo que hicieron".