ESTEBAN MENDIBURU, EL RIDER FUEGUINO DEL MOMENTO

El capitalino de mayor crecimiento en el último tiempo dentro de las bicicletas de descenso es Esteban Mendiburu, quien se consagró campeón argentino en cadetes y obtuvo el derecho a participar del Panamericano. El fin de semana hizo su presentación en la primera del año de la Open Shimano.

Han quedado atrás los grandes logros que obtuvieron tanto Lucas Carrera -subcampeón juvenil latinoamericano- como Lucas Jerez -subcampeón juvenil argentino-, pioneros de los resultados superlativos de Tierra del Fuego en el Downhill, ahora enfocados en otra etapa de sus vidas.

Y en esta línea, el crédito local que venía mostrando su categoría y que la empieza a ratificar en el plano nacional es Esteban Mendiburu. Con 15 años recién cumplidos, el nacido en Ushuaia estuvo de gira en Córdoba (San Roque) para participar del Campeonato Argentino de Descenso avalado por la FACIMO, la carrera más importante del año en el plano nacional.

Nunca antes un fueguino había podido adjudicarse la victoria y coronarse CAMPEÓN ARGENTINO, pero Mendiburu lo hizo con una actuación histórica dentro del segmento de cadetes, además sumando puntos para el ranking de la Federación Internacional (UCI).

“Desde la primera vez que llegué al circuito en San Roque (Córdoba) me sorprendí por la calidad del trazado porque no estoy acostumbrado a esto. El trazado muy veloz, la organización excelente y en mis bajadas me sentí muy conforme buscando la línea más prolija y rápida. Tuve algunas situaciones límite, pero pude controlar la bici para no golpearme. Estaba feo para caerse”, analizó en función de esta experiencia.

Y agregó: “Clasifiqué segundo, pero en la bajada principal apreté al máximo para bajar mi tiempo en 5 segundos y adjudicarme la corona por apenas 6 décimas. No lo podía creer, fue una alegría inmensa. Estaban todos los mejores y encontrarme con ellos me dejaba con la boca abierta, andan muy fuerte, solo trataba de asimilarlo y aprender”.



En función de su enorme resultado, marcando un hito para las generaciones venideras, consiguió la clasificación para el Panamericano que se llevó a cabo tres semanas después en Villa La Angostura y donde Mendiburu estuvo sumando un aprendizaje invaluable para su carrera deportiva.

Cabe destacar que en la nómina de inscriptos para esta competencia hay más de 20 medallistas panamericanos y los más reconocidos riders del continente, por lo que no hace falta explicar las sensaciones que le pasaban al joven fueguino.

“Recién el jueves nos dejaron probar el circuito oficial, el cual me costó mucho en las primeras bajadas y para colmo en el tercer descenso llegando al final se me cae encima el cartel de llegada por un fallo de la organización lo que me dejó golpeado, con algunas roturas en la bici de las cuales se hicieron cargo desde la competencia”, contó.

Y agregó: “Llegó el viernes, llovía y en la cumbre de la montaña nevaba y granizaba con mucho viento, además estaba super dolorido, pero era necesario ir a entrenar. Ya el sábado me sentía un poco mejor para la clasificación con lluvia y mucho barro. Entré octavo siendo el mejor argentino detrás de los extranjeros”.

“Llegó el domingo tan esperado y la verdad el frío del sábado me había enfermado, el panorama era muy cuesta arriba. No obstante, me mentalicé y venía muy bien hasta un empinado muy barroso donde me caí. Me levanté, pero para eso ya había perdido como 30 segundos cerrando en el puesto 15, lo que igual me dejó muy feliz de poder representar la celeste y blanca, aprendiendo al lado de gente consagrada”, resumió.

El pasado fin de semana continuó el periplo de Mendiburu pero en la Open Shimano, abriendo la temporada del Campeonato Latinoamericano en Cerro Catedral (Bariloche), donde su presencia estuvo en duda por los golpes que quedaron del Panamericano.

Sin embargo, fue de la partida en un circuito más corto y rápido que lo esperado para una carrera de esta índole. El jueves y viernes fueron las prácticas, el sábado se notaba un trazado muy roto con las últimas pasadas de ensayos mientras que el domingo fue para clasificar y correr.

“Estaba dolido del viernes cuando me choqué un árbol, pero la final la largué a todo o nada buscando mi mejor registro hasta que desafortunadamente la bici se me fue en un peralte y me desacomodó por completo quedando octavo, algo que me deja la sensación de trabajar y mejorar para las próximas carreras”, cerró, antes de agradecer a “mis viejos que son los principales sponsors de toda esta locura y al único que también me da una mano increíble con la mecánica es David Correa a través de Home Bike, reparando mi bici y con los repuestos”.

La próxima cita de Mendiburu será el 12 de mayo en Ushuaia por la 1° Fecha del Campeonato Fueguino XC en Cerro Cortez.


El ushuaiense fue campeón argentino en Córdoba y participó tanto en el Panamericano como el Open Shimano.