EL URC SERÁ LOCAL EN LA GRAN FINAL CON ÁGUILAS

Sábado muy complicado para las semifinales del Inicial 2019 de la Unión de Rugby de Tierra del Fuego con un clima muy adverso en la capital fueguina. Sin embargo, los cuatro equipos dieron el máximo con dos encuentros intensos donde Las Águilas superó 10-6 a Club Colegio y el Ushuaia Rugby Club 34-19 ante Rio Grande RHC. Habrá clásico ushuaiense en la final, una vez más.

 La URTF ponía en disputa dos partidos espectaculares, de lo mejor que nos puede entregar la ovalada en la provincia, nada más y nada menos que en el marco de las semifinales del Torneo Inicial 2019.

El número uno de la etapa regular, Las Águilas, se enfrentaba con la revelación del campeonato, Club Colegio, que venía de obtener su primer triunfo en el norte de la isla frente a Universitario -la segunda del historial frente al albirrojo-.

Sin Fernando Oblolz y en la despedida de Junior Benitez, tampoco con su head coach Mario Saucedo en el banco de los suplentes, Club Colegio estuvo a tiro de meter un batacazo inédito.

Pero enfrentaba al mejor, al Fucsia, que llega entonado de haber ganado todos los choques importantes, invicto, y empezó arriba promediando la etapa inicial con un try espectacular de Emiliano Arguello. El “Mendo” recibió cerca de los 22 metros y se sacó hombres de encima hasta apoyar en el ingoal por el flanco derecho del exquisito césped, más húmedo que nunca.



Conociendo a Colegio, estaba cantado que no bajarían los brazos, haciendo difícil el juego por los backs e imponiendo mucha lucha en los rucks. Un penal de frente a las haches bien ejecutado por Jairo Rios a los 35’ dejaba el score 5-3, hasta que el reemplazante del capitán Bruno Pani: Adam Grageda, se desprendió de un gran maul por el lado izquierdo de la ofensiva para rubricar en el marcador una ventaja tranquilizadora de 10-3.

Jorge Caldelari y Franco Pani, staff del cuerpo técnico local, respiraba aliviado por la ventaja, que los dejaba con un try convertido a favor obligando a su rival a salir en la búsqueda del juego. Y en esa presión, durante los primeros 20 minutos del complemento se lo vio mucho más firme al dueño de casa, robando un par de lines, aunque errático a la hora de definir cerca del ingoal visitante.

Ricardo Ledezma tuvo la más clara, en una polémica decisión del árbitro Adrián Garcia cuando parecía que la guinda rozaba el césped detrás de la línea de sentencia. Fueron 3 o 4 avances fallidos de Águilas hasta un penal en contra que le dio aire a Colegio. Jairo Rios no falló y apretó todo a 10-6 en el electrónico.

En la última, entre Argüello y Franco Isorna, le trabaron la ovalada a Eric Vasconi cuando el delantero estaba en la línea de ingoal para apoyar y darle la victoria a Colegio. Intenso, dramático y no sólo por el clima, sino en la cancha, esta semifinal fue de infarto.

Por su parte, el URC se volvió a imponer en el clásico ante el equipo que lo dejó con la espina en el cierre del 2018. Con actuaciones fundamentales de los experimentados y el excelso pie de Cristian “Kitty” Mansilla, que había llegado de viaje ese mismo sábado, los tricolores se valieron del aporte goleador de los forwards.

Uno de Leandro Antón, otro de Wallas Mascaró y un try penal, llevaban el tanteador muy favorable bajo la lluvia y el barro que le daba tinte épico a cada cruce físico que se generaba.

Para la visita, una amarilla a José Cortez en el cierre del match le desgastó las fuerzas que le quedaban, después de que Cristian Kohan y los mellis Gomez junto a la patada inconfundible de José Luis Araya, mantuvieran cerca la chance de clasificación.

Aunque cuando no quedaba tiempo para más, la leyenda Nicolás Scotto usó su kick entendiéndose a simple vista con el joven Estanislao Lugones quien picó al fondo ganándole a la defensa y apoyando un try que le puso la frutilla al postre.

De esta manera y por la diferencia en favor del URC, la gran final del próximo sábado se llevará a cabo en el coliseo tricolor del bajo Pipo.