CLUB COLEGIO SIGUE HACIENDO HISTORIA Y ESTÁ EN SEMIS

La tarde del sábado 30 de marzo de 2019 quedará en el baúl de los recuerdos del Club Colegio porque ese día escribieron otra página grande de su corta historia. En la cancha de Universitario derrotaron a los dueños de casa por 20-19 y se clasificaron por segunda vez a una semifinal de un certamen superior organizado por la Unión de Rugby de Tierra del Fuego tras obtener su éxito bautismal ante los grandes en Rio Grande.

Bajo unas condiciones complicadas para la práctica de esta disciplina, el viento cruzado fue muy intenso y no siempre los jugadores lo pudieron dominar, hay que aplaudir la intención de ambos equipos por querer jugar siempre, por intentar plasmar en todo momento lo que se había trabajado a lo largo de los últimos entrenamientos y por ello se puede decir que se vivió un gran match entre dos aspirantes a meterse entre los mejores cuatro de la provincia.

No tardó demasiado la visita en abrir el marcador; se jugaban 6 minutos cuando Colegio del Sur, jugando en los metros finales del adversario, apoyó el try. Primero avanzó con un maul, luego fue al piso y tras varios pick and go logró José Obregón romper la resistencia del rival y luego Jairo Ríos luchando con las ráfagas del viento, apuntó al segundo palo y el viento hizo que la pelota ingresara por el medio de las haches para colocar el 7 a 0.

La contestación de Universitario llegó de inmediato; sobre los 10 minutos jugó con sus tres cuartos, Lautaro Cimino rompió a su marcador y avanzó muchísimos metros siendo derribado a pocos metros del ingoal; los delanteros de Uni quisieron entrar con mucha determinación y no pudieron, hasta que sacaron la pelota atrás por donde esperaba el ahora wing Cimino y éste sí con potencia atravesó toda la defensa para zambullirse al try cerca del touch, y la conversión de Jonatán Girons fue tan o mejor que la de su colega para igualar el match en 7.

Los anfitriones se sintieron más seguros y fuertes, volvieron a jugar en campo rival y con el empuje de Wilson Davidovich pusieron el juego en los metros finales de Colegio, es más a los 15 minutos un empuje de éste ayudado por sus compañeros logró que el segunda línea ingresara al ingoal y cuando se derrumbó para apoyar la segunda conquista de su equipo, Junior Benítez le trabó la guinda, cayeron los dos al piso y el hombre de Uni jamás logró presionar la pelota contra el piso, perfecto el árbitro Juan Giuliano en cobrar scrum 5. De esta formación Uni generó un penal frente a los palos y Girons no se equivocó para adelantar a su equipo 10-7.



De la salida del medio, Colegio fue a jugar bien atrás del campo contrario, allí presionó hasta conseguir el balón y tras un ruck bien limpiado, fue el octavo Benítez quien rompió por la base y apoyó la segunda conquista de su equipo, permitiendo una cómoda conversión de Ríos para recuperar el liderato 14-10 con el cual se fueron al descanso.

El complemento fue de ida y vuelta, no se sacaron ventajas, fue muy parejo, los dos intentando jugar de todos lados pese al viento que a veces los llevaba a cometer algunas imprecisiones pero siempre quisieron jugar y eso fue para aplaudir, sobre todo en el local que como pocas veces en la última década, cuando se metió entre los cuatro grandes, presentó un equipo tan emparchado debido a la cantidad de lesionados que tiene hoy en día fuera de las canchas. Nada de esto impidió que fueran para adelanta e intentaran jugar siempre.

Los primeros minutos fueron todo de ellos, pero no lograron vulnerar el ingoal rival, y al ver que no se podía, cuando tuvieron infracciones factibles para probar a los palos no dudaron y a los 3 minutos primero y a los 15 después, el pie de Jonatan Girons estuvo perfecto y Universitario pasó a ganar 16-14.

De los 15 a los 23 el juego se centró mucho en media cancha, allí la lucha fue tremenda entre los forwards, y resultó tan pareja como el resto de las acciones hasta que un penal frente a los palos le permitió a Colegio del Sur, a través de su apertura Ríos, adelantarse en el marcador 17-16.
De la salida del medio, Uni fue a buscar dar vuelta el score y sobre los 30 alcanzó otro penal que convirtió Girons para dar vuelta la historia y colocar el 19-17.

Pero el resultado no quedaría así; casi de inmediato Colegio del Sur se fue a jugar en campo contrario y tras batallar y batallar con sus delanteros, logró lo mínimo que necesitaba para dar vuelta el resultado, un penal frente a los palos que Jairo Ríos acertó para poner el 20-19 en la pizarra.

A falta de tres minutos, Uni lo fue a buscar pero Colegio lo aguantó muy bien, es más, de un error producto de la desesperación local el visitante terminó jugando en mitad de cancha, lejos de su zona de peligro, defendiendo estoicamente el resultado que los llevó a escribir una página grande en la historia propia y por qué no, de la Unión de Rugby de Tierra del Fuego.