FER OBLOLZ VIAJA CONTRATADO A JUGAR EN NUEVA ZELANDA

El destacado jugador de Colegio del Sur, Fernando Oblolz, fue tentado por una empresa neozelandesa y viajará la próxima semana rumbo a Oceanía para jugar profesionalmente por seis meses en la meca del rugby vistiendo los colores del Whangamata RC. “Mi sueño sigue siendo concretar el título en Primera con el club”, enfatizó en exclusiva.

Después de haber sido el protagonista de la histórica victoria colegial ante Rio Grande Rugby & Hockey Club en la última fecha de la etapa regular del torneo de competencia de la URTF, siguen llegando las novedades en el conjunto verde que comanda Mario Saucedo.

Es que Fernando Oblolz, el joven de 20 años que puede jugar tanto como wing, centro o fullback, recibió el contacto de una empresa neozelandesa “Offside Experience” para jugar profesionalmente durante 6 meses en la “Thames Valley Rugby Union”, siempre hablando de Primera División.

“Ellos se contactaron conmigo y al principio todo estaba medio tibio porque era lejano, o al menos, así me parecía a mí”, comenzó diciendo.

Y prosiguió: “Me pidieron un video para ver mis habilidades o características jugando. Se lo pedí a un amigo que me lo armara y lo mandé. Ellos empezaron a buscar clubes hasta que surgió el Whangamata Rugby Club interesado en mis cualidades. Lo charlé con mis viejos, les comenté de la posibilidad y ellos no dudaron en apoyarme en lo que necesitara para poder aprovechar esta oportunidad”.



Durante estas horas, Oblolz está encargado de cumplir con los requisitos que se le piden para poder viajar hacia el otro lado del mundo, donde concretará una de sus grandes metas. “Ya me puse en campaña para hacer el pasaporte, comprar los boletos de avión y empezar a cambiar el chip dentro de mi cabeza”, explicó.

“Sin dudas lo más difícil es la revisión médica que sólo se hace en el norte, sea Buenos Aires, Rosario o Córdoba por lo que tendré que pasar antes por Capital para concluir con todo el papeleo previo”.

Iniciado en el rugby a los 12 años en el Club Colegio fideliza que al principio no le gustaba mucho el deporte, pero desde el día del debut ante el Ushuaia Rugby Club en un encuentro infantil sobre el césped natural de la “Agustín Pichot”, todo cambió. “Recuerdo que marqué dos tries y a partir de allí empezó a florecer esta pasión que tengo hasta hoy, vistiendo los colores que amo”, agregó.

“Al principio lo tomaba como diversión, pero después de quedar en el Seleccionado que viajó a San Luis empecé a ponerle más responsabilidad. En 2018 viajé a Córdoba para el último Super 12 de la Primera y, al no irme a estudiar después de la secundaria, el rugby empezó a ser más relevante en mi vida”, comentó.

Y enfatizó para concluir: “Hace dos años que juego en la Primera de Colegio y mi sueño era salir campeón, asique es algo pendiente que voy a volver para concretarlo”.

Los sueños están para cumplirse…