ARRANCA LA NUEVA COPA DAVIS

(Por Sebastian Torok/La Nacion)

 El 16 de agosto de 2018 fue un día histórico para el tenis. La Copa Davis modificó su formato tradicional de 118 años de vida con el objetivo, según la Federación Internacional de Tenis , de modernizarse y captar nuevas audiencias.

El impulsor del cambio de rumbo fue el futbolista de Barcelona Gerard Piqué , un hombre hábil para los negocios y presidente del Grupo Kosmos, compañía que se comprometió a invertir 3000 millones de dólares en 25 años. El golpe de timón generó voces aprobatorias, pero también muchas censuras por parte de algunas federaciones y de jugadores activos y retirados. Más allá de cualquier polémica, este viernes y sábado se disputará la primera edición con el flamante formato. Se jugará la rueda clasificatoria de 24 países, con el clásico sistema de locales y visitantes. Las 12 naciones ganadoras, más los cuatro semifinalistas de 2018 (Croacia -el campeón-, Francia, EE.UU. y España) y dos países invitados por la organización (Argentina y Gran Bretaña) jugarán la etapa final, en Madrid, del 18 al 24 de noviembre.

Ya no se jugará en tres días sino en dos jornadas (el viernes se disputarán dos singles y, el sábado, un dobles y otros dos partidos individuales). Los cinco puntos serán al mejor de tres sets en lugar de al mejor de cinco. De esta manera, los jugadores tendrán el domingo libre para poder desplazarse a sus siguientes torneos del circuito ATP.

 Los 12 cruces de la ronda clasificatoria
Brasil vs. Bélgica, en el gimnasio Presidente Tancredo Neves de Uberlandia, en el municipio de Mina Gerais. El match será sobre polvo de ladrillo y bajo techo. Los europeos llegan a Sudamérica sin la presencia de su mejor pieza: David Goffin, actual 21º del ranking, ex 7º. Los locales se apoyan en Thiago Monteiro, 107º, entrenado por el argentino Fabián Blengino y que acaba de ganar el Challenger de Punta del Este, y en los poderosos doblistas Bruno Soares (5º de la especialidad) y la Jirafa, Marcelo Melo (12º).

Australia vs. Bosnia, en el Memorial Drive Tennis Club, de Adelaida (sobre cancha dura y al aire libre). Los locales presentarán un equipo muy poderoso: Alex De Miñaur (28º, de 19 años; la gran esperanza del país de Oceanía), John Millman (36º; en el US Open de 2018 dio la sorpresa al eliminar a Roger Federer en los 8vos de final), Jordan Thompson, Alexei Popyrin (19 años, 124º; fue una de las sorpresas del reciente Abierto de Australia , alcanzando la 3ª rueda tras superar la qualy) y John Peers (18º en dobles; finalista del último Abierto de Australia). Bosnia, asimismo, sostiene su ilusión de la mano de su mejor raqueta, Damir Dzumhur (52º).

Durante todo el proceso de evaluación sobre lo que podría suceder con el nuevo formato de la Davis, Australia fue, probablemente, la federación que mayor descontento mostró. En las últimas horas, Lleyton Hewitt , actual capitán australiano, volvió a apuntarle a Pique: "Es ridículo el nuevo formato. Piqué no sabe nada de tenis. Sería como si yo pidiera cambiar las reglas de la Champions League. Viene de un deporte totalmente diferente. Es inaceptable que suceda esto".

Alemania vs. Hungría, en el Fraport Arena, de Fráncfort, sobre superficie dura y bajo techo. Los germanos son, claramente, los favoritos, ya que alinearán a Alexander Zverev (3º del mundo), el experimentado Philipp Kohlschreiber (32º) y Jan-Lennard Struff (51º), como figuras principales. Hungría viajó disminuida a Alemania, sin Marton Fucsovics (47º) y con Attila Balasz (258º, 30 años) como el mejor rankeado.

Kazakhstán vs. Portugal, en el Centro Nacional de Tenis, en Astana, sobre superficie dura y bajo techo (el mismo lugar y las mismas condiciones con las que se encontró el equipo argentino en el repechaje de 2017, que finalmente determinó el descenso albiceleste a la Zona Americana). Mikhail Kukushkin (55º, 31 años) es, como de costumbre, la mejor carta kazaka. Kukushkin ostenta 21 series de Copa Davis disputadas. Contará con el "apoyo" de una joven esperanza kazaka: Alexander Bublik (21 años, 171º). Los portugueses llegan a esa porción transcontinental (mayor parte del territorio en Asia Central y el resto en Europa) con Joao Sousa como figura: 39º en singles y 32º en dobles (llegó a las semifinales del último Australian Open en pareja con Leo Mayer).

Colombia vs. Suecia, en el Palacio de los Deportes, en Bogotá, sobre polvo de ladrillo bajo techo. Los cafeteros tienen un punto casi asegurado en dobles con Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, la décima pareja mejor rankeada del mundo. Los suecos se apoyan en los hermanos Elias y Mikael Ymer (116º y 194º, respectivamente), y en el veterano doblista Robert Lindstedt (41 años, 52º).

 Eslovaquia vs. Canadá, NTC Arena de Bratislava, sobre polvo de ladrillo bajo techo. En un cruce que se predispone a ser muy parejo, el esloveno Martin Klizan (37º) y el canadiense Denis Shapovalov (25º) se encumbran como los más destacados. Canadá no presentará a Milos Raonic, 14º del mundo.

Uzbekistán vs. Serbia, en Taskent, sobre superficie dura bajo techo. Denis Istomin es, claramente, el referente de los locales: actualmente en el puesto 105º, fue 33º en 2012. Los balcánicos, sin el número 1 ( Novak Djokovic ), es levemente el favorito con Dusan Lajovic (39º), Filip Krajinovic (72º) y Laslo Djere (88º).

India vs. Italia, en el Calcutta South Club, de Calcuta, sobre césped y al aire libre. Si bien los locales tienen jugadores con menos ranking que los italianos, intentarán potenciarse sobre césped, una superficie que resulta poco habitual para los visitantes. Prajnesh Gunneswaran (102º), Ramkumar Ramanathan (129º) y Rohan Bopanna (36º en dobles) serán las cartas de India. Italia, sin Fabio Fognini (15º), presentará, entre otros, a Marco Cecchinato (19º) y Andres Seppi (37º).

 Suiza vs. Rusia, en el Swiss Tennis Arena, en Biel, en cancha dura bajo techo. Los locales, sin Federer (actual 6º) ni Stan Wawrinka (57º), tendrán, apenas en Henri Laaksonen (142º), a su arma principal. Los rusos son claramente los favoritos, porque lucirán un equipo poderoso, con los potentes Karen Khachanov (11º) y Daniil Medvedev (16º) como piezas fundamentales.

República Checa vs. Holanda, en el Ostrava Arena de la ciudad homónima, bajo techo sobre superficie dura. Sin Tomas Berdych (79º), los checos tendrán como mejor rankeado a Jiry Vesely (97º). Los holandeses presentan un equipo mejor posicionado en el ranking, con el experimentado Robin Haase (54º, 31 años) y los doblistas Jean-Julien Rojer (20º) y Matwe Middelkoop (38º).

Austria vs. Chile, en Salzburgo, en polvo de ladrillo bajo techo. Los locales sufrieron una baja muy sensible, la de Dominic Thiem (8º), que se marchó pronto del Australia Open y no se encuentra en óptimas condiciones físicas (también canceló su participación en el ATP de Córdoba, la semana próxima). La baja de Thiem fue una gran noticia para los sudamericanos capitaneados por Nicolás Massú, que presentarán a Nicolás Jarry (41º), Christian Garin (95º) y los doblistas Julio Peralta (44º) y Hans Podlipnik (91º). Jarry también tiene chances de jugar en dobles; de hecho es número 46 del mundo en la especialidad. Los locales se sostienen en el doblista Olivier Marach (8º) y el singlista Dennis Novak (154º).

China vs. Japón, en Guangzhou, sobre superficie dura y al aire libre. Ze Zhang es el mejor rankeado de los locales: 208º. Mientras que los japoneses, los favoritos para triunfar, no tendrán a Kei Nishikori (7º), pero cuentan con Yoshihito Nishioka (66º), Taro Daniel (69º) y el doblista Ben McLachlan (24º).

Los ganadores de los distintos cruces entrarán en el sorteo del día 14 de febrero, en Madrid. Allí se conocerá como quedarán los seis grupos de las Finales de la Davis, con tres países en cada zona. Los primeros de cada grupo, además de los dos mejores segundos, protagonizarán los cuartos de final. Una nueva era comienza en la Copa Davis (¿O la Copa Piqué?).