PABLO ERNAGA: "EL FRACASO SERÍA NO INTENTARLO"

 El atleta riograndense Pablo Ernaga planifica un año intenso en busca de su meta más ambiciosa: conseguir la marca mínima para los Juegos Olímpicos Tokio 2020, después de un 2018 donde fue la referencia provincial en ruta, se consagró campeón nacional master de media maratón en Jujuy y fue tercero en la maratón de las Islas Malvinas.

Nacido en Rio Grande el 17 de julio de 1985, el deportista local y referente del atletismo: Pablo Ernaga, se prepara para encarar una pretemporada fuerte que tiene como objetivo final buscar la marca mínima de 2 horas y 17 minutos que le daría la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

“El sueño de toda mi vida es ser olímpico y el fracaso sería no intentarlo. En febrero me voy junto a mi familia a concentrar a Buenos Aires para llegar de la mejor manera a Rosario, donde se disputa el Maratón 42k Día de la Bandera con la presencia de corredores internacionales y nacionales”, comenzó diciendo Ernaga.

Y agregó: “Mi mejor marca hasta ahora es de 2 horas 26 minutos, casi 10’ por debajo del tiempo logrado en mi debut, allá por 2016, con 2 horas 37 minutos 09 segundos en Punta Arenas (Chile) cuando fui segundo de la Maratón del Estrecho”.

Ganador de 22 carreras de calle en 2018, sumando un auspicioso éxito en el Desafío Fin del Mundo sobre la nieve (12,3k), Ernaga tuvo un año que lo consagró campeón nacional master de Media Maratón (21k) en Jujuy durante el mes de mayo con un tiempo de 1 hora 14 minutos 03 segundos y fue tercero en la Maratón (42k) desarrollada en las Islas Malvinas.


Pablo Ernaga es el segundo atleta nacional auspiciado por Herbalife.

Se adjudicó la “Rio Grande Corre x Malvinas” con un tiempo de 35 minutos 09 segundos en diciembre y ratificó su supremacía cada vez que se lo propuso en las distintas competencias atléticas que se llevaron a cabo en la provincia, como así también los 10k “Aniversario Aire Libre FM”, donde se tomó revancha del bonaerense Facundo Reales. También fue vencedor de los 10000 metros del Campeonato Marplatense, resultado que intentará repetir en el inicio de su calendario 2019.

“Tengo un gran sueño. Me levanto a la mañana, paso la tarde y la noche pensando en entrenarme, en cuidarme y también en todo el trabajo que tengo, en un clima adverso con viento y duros inviernos, pero siempre damos y daremos lo mejor para la provincia”, manifiesta Pablo.

El riograndense cuenta con Herbalife como uno de sus sponsors principales, siendo solo dos los atletas nacionales que tienen el apoyo de la marca internacional -la otra es Florencia Borelli de Mar del Plata, ganadora de los 21k de Buenos Aires-: “Es un contrato por un año en lo económico más los productos que utilizamos en el día a día. Son cosas que te ponen muy feliz y dan más ganas para continuar”.

Las competencias principales que tendrá Ernaga en 2019 serán muchas y de alto calibre, con el foco puesto en la Maratón 42k Día de la Bandera a disputarse en Rosario durante el mes de junio y luego el viaje a Berlín para la Maratón Internacional donde estuvo “Quito” Torres en 2018 aspirando a esa marca mínima.

“Si se nos complica mucho con el clima en invierno tenemos pensado hacer los esfuerzos para viajar al norte ya que será muy difícil prepararnos en la isla. La perseverancia y disciplina te llevan a lo más alto y sólo hay que proponérselo. Vamos en busca de esos sueños”, enfatiza, antes de agradecer “a mi familia, mis padres, mi mujer, mis hijos, el Sindicato de Camioneros TDF, Gimnasio Perfil, Dr. Marcelo Nogales, mi entrenador, Gobierno de la Provincia -Subsecretario Dalmiro Naselli-, Legisladora Myriam Martinez, Agencia Municipal de Deportes -Diego Lassalle-, Cooperativa Eléctrica -Carlos Turdó-, Guadis Juguetería, Empresa Santa Elena y a toda la comunidad de Rio Grande”.


Como local en Rio Grande corriendo por Malvinas y encabezando el pelotón.

Su historia junto al atletismo
Referente de la disciplina desde su juventud, Ernaga fue el mayor ganador de pruebas de calle entre el 2003 y 2006 cuando militaba en las categorías juveniles (Sub-20 y Sub-23) consiguiendo además medallas nacionales y regionales por un período de 15 años (1999-2013).

Fue representante de la provincia en los Juegos de la Araucanía y llevó al atletismo fueguino a eventos tales como el Grand Prix Sudamericano compartiendo pista con los mejores del continente.

Se adjudicó a nivel local la Copa Challenger por obtener el triunfo tres años consecutivos en las pruebas 10k Aire Libre FM -la ganó 12 veces- y la Media Maratón (21k) Ciudad de Rio Grande, además de ostentar el récord en la distancia de 10 kilómetros.

En noviembre de 2016 ganó una de sus carreras más importantes en Buenos Aires, al imponerse en los 15k de la reconocida marca Montagne y también participó de los 10k “Bimbo Energy Race” donde finalizó por delante del olímpico Luis Molina con un registro de 31 minutos 22 segundos colocándose entre los 10 mejores fondistas de la corrida atlética.

Tuvo dos entrenadores a lo largo de su carrera: Félix Polo, entre 2001 y 2007, y actualmente el puntarenense Manuel Guerrero, quien lo acompaña en esta última década de competencias y éxitos.


Fue tercero en Malvinas, viviendo otra experiencia única para su trayectoria.