MATÍAS GODOY COMENZÓ SU SEGUNDO AÑO EN ARGENTINOS

(Por El Sureño)

 Luego de unas merecidas vacaciones, el joven Matías Godoy, que se encuentra en las inferiores de Argentinos Juniors, emprendió viaje rumbo a Buenos Aires para continuar transitando el sueño de ser futbolista profesional.

El deportista riograndense cumplió su primer año dentro de las divisiones inferiores de la Asociación Atlética Argentinos Juniors de La Paternal y tras unas semanas de receso estival en nuestra provincia, en donde estuvo acompañado de sus seres queridos, familiares y amigos, retornó a Capital para instalarse nuevamente en la pensión del club y encarar la pretemporada que comienza en los próximos días.

Matías, hijo del reconocido “Negro” Godoy y de Aída y hermano de Facundo y Federico, festejó la semana pasada sus flamantes 17 años que lo ubican ahora en la 6ta. División del club, comenzando una nueva etapa, mucho mas difícil con mas exigencias ya que a medida que pasa el tiempo se acerca el profesionalismo y los jugadores empiezan a ser observados con mucho mas frecuencia.

Antes de su partida, el destacado jugador fueguino dialogó con El Sureño y contó su experiencia tras su primer año jugando en las inferiores de un club tan destacado como lo es Argentinos Juniors.

“Fue una experiencia muy linda. Yo venía de jugar en Comodoro con la CAI y dar el salto a Buenos Aires fue realmente algo muy importante. Se juega a otra velocidad, hay mucho mas roce, mucha presión y hay que estar preparado papa eso”.

Sobre su adaptación, el fueguino comentó “me costó bastante adaptarme. La pretemporada me mató. Hacia mucho calor y yo nunca habia hecho eso. Correr, hacer fierros y entrenar con mucho calor es muy difícil para mi. Me acuerdo que el primer partido, que debute contra Racing, me costó un tiempo meterme en el partido. Quizás los nervios, o la ansiedad del debut, mas una velocidad impresionante de ellos, que no te dejaban jugar. Pero en el segundo tiempo me fui acomodando y así con los siguientes partidos”.

En cuanto a la rutina diaria que vivió en este año que paso, Matías comentó “en Séptima el club juega una liga metropolitana y el torneo de AFA. Yo era titular en la liga que jugábamos los domingo de y suplente en AFA que jugábamos los sábados. Los lunes es trabajos regenerativos, los martes hacemos físico y gimnasio, miércoles hacemos fútbol y los jueves era trabajo específico (dependiendo el rival) y el viernes ya es tranqui, trabajos livianos, fútbol-tenis”.

En lo que se refiere a la educación, Matías sigue sus estudios secundarios en la escuela del club, “la escuela está abajo de la tribuna. Salimos de entrenar a las 11:00 y a las 11:30 nos llevan un colectivo del club a la pensión, ahí almorzamos y a las 13:15 ya tenemos que estar en la escuela”.

Por último Mati contó el objetivo principal que tiene, “quiero tener lugar en el equipo de AFA, creo que tuve un muy buen año el que pasó porque me metí rápidamente entre los principales jugadores y ahora el objetivo es pelear el puesto, estar entre los 18 para jugar los fines de semana”.

Se suma Diego Yañez
Otro de los riograndenses que se destacan en la ciudad riograndense es el jovencito Lautaro Yañez, quien gracias a sus actuaciones deslumbró a la gente de Argentinos Juniors y hoy se incorporará a la institución porteña para comenzar su sueño en la 8va. División del “bichito colorado”.

Lautaro viajó ayer junto con su padre Diego Yañez (destacado jugador que defendió por mucho tiempo los colores de la camiseta del club San Martín), rumbo a Buenos Aires (con el apoyo de la Agencia Municipal de Deportes), para firmar el contrato y realizar los trámites administrativos para que el prometedor futbolista riograndense se incorpore al club, se instale en la pensión del club, en donde pasará sus próximos días y además continúe sus estudios secundarios.

El habilidoso jugador, fue observado por el mes de octubre, cuando formó parte de la Selección de fútbol de Río Grande Sub-15 estuvo en Buenos Aires jugando unos amistosos con distintos clubes, previo a disputar los Juegos Evita en Mar del Plata.