NASSER, UN FUERTE CANDIDATO ENTRE LOS AUTOS

 Como doble vencedor de la prueba en 2011 y 2015 y segundo el año pasado, Nasser Al-Attiyah será uno de los favoritos para la victoria en este Dakar 2018.

Con su fiel Matthieu Baumel, el piloto de Toyota cuenta con aprovechar las dunas y la arena peruana para ganar con el fabricante japonés después de haberse impuesto con Volkswagen y con Mini.

“Este Dakar es muy distinto a los anteriores. Solo hay un país y el 70% del recorrido es por arena y dunas. Va a ser una carrera difícil. Debemos respetar a los rivales, pero tenemos un buen coche y, después de terminar segundos el año pasado, la progresión lógica es aspirar a conseguir la victoria para Toyota."

"En la edición anterior tuvimos algún problemilla que nos castigó mucho, mientras que en Peugeot la unión hizo la fuerza con nada menos que tres pilotos arropando a un líder. Este año, Mini ha recuperado terreno. La carrera es más corta y habrá que estar muy concentrados para no perder tiempo con la navegación”.