GOLPE DE KO

Por Gonzalo Grande (Corresponsal MZL en Buenos Aires). 

Lewis Hamilton se alzó este fin de semana con el Gran Premio de Japón, decimosexta cita de la temporada 2017 de la Fórmula 1. De esta forma, el inglés estiró a 59 unidades su ventaja sobre Sebastian Vettel, quien otra vez no pudo completar la carrera. Max Verstappen y Daniel Ricciardo lo acompañaron en el podio. 

El de Mercedes defendió su pole position en el mítico circuito de Suzuka y respiró con tranquilidad desde la sexta vuelta. El abandono de la Ferrari de Vettel significaba al menos no achicar la ventaja sobre el teutón, la cual con la victoria terminó aumentándose como nunca antes en el campeonato. La escuderia italiana volvió a sufrir como en Malasia la semana pasada y la dececpción inundó sus boxes, que se habían ilusionado con el campeonato tras un gran arranque de año. Afilados como en las últimas carreras, los Red Bull de Verstappen y Ricciardo acompañaron a Hamilton en el podio, en tanto que el Mercedes de Valtteri Bottas llegó cuarto. 

Con su octava victoria de 2017 y la cuarta en las últimas cinco carreras el inglés, campeón con la marca alemana en 2008, 2014 y 2015, puede coronarse dentro de 15 días en el Gran Premio de EE UU. Para ello deberá triunfar nuevamente y que Vettel llegue sexto o más atrás, o ser segundo y que el tetracampeón del mundo arribe del noveno lugar para abajo.


Hamilton no para de ganar y acaricia el tetracampeonato en el mundial de pilotos. 

Con 25 puntos para el ganador y cuatro grandes premios por delante, la ventaja para Hamilton parece ser demasiada a esta altura del calendario. De todas formas, no se puede despreciar a un ganador nato como Vettel en una temporada de la Fórmula 1 donde se cortó la monotonía de Mercedes y donde Ferrari volvió a meterse en la pelea. Entre el 20 y el 22 de octubre en Austin, una nueva cita de la principal categoría de monoplazas del planeta. 

GRAN PREMIO DE JAPÓN - FECHA 16