SAN NAVARRO

Por Ignacio Castro Quartino (Corresponsal MZL en Buenos Aires).

Tras perder en la ida como local por 1-0 ante Emelec, San Lorenzo venció en los penales por 5-4 gracias a una gran actuación de su arquero Nicolás Navarro y avanzó a los cuartos de final de la Copa Libertadores donde se medirá ante Lanús.

Los de Boedo no realizaron un buen partido y no pudieron en los segundo 90 minutos ante los ecuatorianos. Claramente el Ciclón sufrió la falta de ruedo futbolístico y se le hizo muy cuesta arriba el encuentro, pese a que siempre buscó conseguir un buen resultado que lo deposite en la siguiente ronda sin tener que necesitar de los penales.

Emelec, que estuvo cerca de golpear en la primera etapa logró hacer a los dos minutos del complemento, tras un cabezazo certero de Osbaldo Lastra. Si bien la visita tuvo sus oportunidades para marcar el segundo tanto, el Cuervo también pudo igualarlo.

Lo más justo para esta llave fue una definición desde los doce pasos y allí el que mejor rindió fue el arquero del Cuervo, Nicolás Navarro, o San Navarro, quien atajó dos penales y le permitió a San Lorenzo clasificarse a los cuartos de final. Allí lo espera Lanús, quien viene de eliminar a The Strongest de Bolivia.

Como no podía ser de otra manera, los de Boedo volvieron a sufrir de local por la Copa Libertadores, pero esta vez volvieron a sortear el escollo.