EL MEJOR DE TODOS

Por Gonzalo Grande (Corresponsal MZL en Buenos Aires). 

El Real Madrid derrotó esta tarde 2-1 al Manchester United y se adjudicó la Supercopa europea disputada en Mauritania. Los de Zinedine Zidane accedieron a este compromiso por haberse quedado con la última Champions League, en tanto que los de Mourinho vienen de consagrarse en la Europa League. 

Los españoles dominaron el cotejo desde el arranque a pesar de no contar con Cristiano Ronaldo desde el inicio. CR7 se sumó más tarde a la pretemporada y por eso ocupó un lugar en el banco para ingresar la última media hora. Casemiro definió como un delantero un centro frontal a los 24 minutos y puso arriba a los merengues, que pudieron incluso haber marcado otro tanto en el primer tiempo. En el arranque del complemento, Isco siguió demostrando porque el DT se viene inclinando por él en el ataque, decisión que motivó directamente la salida de James Rodríguez. Definición cruzada de zurda y 2-0 para el Real, que era muy superior a los británicos. 

Sin embargo, Romelu Lukaku, por quien el United pagó casi 90 millones de euros, descontó con un clásico gol de centrodelantero empujando un rebote de Keylor Navas de un disparo de afuera del área. Los ingleses apretaron pero no pudieron lograr la igualdad, la cual hubiera sido injusta por el trámite del encuentro. 
 


De esta forma, el Real Madrid comienza la temporada europea con una nueva copa y dejando en claro que es actualmente el mejor equipo del planeta. Esta es la cuarta Supercopa de Europa que obtienen y la tercera en los últimos cuatro años (2002, 2014, 2016 y 2017).