LA ILUSIÓN NO SE TALADRA

Por Ignacio Castro Quartino (Corresponsal MZL en Buenos Aires).

Boca goleó a Aldosivi, en Mar del Plata, y quedó a una victoria de conseguir otro título, mientras que Banfield ganó, aprovechó la victoria de Racing ante River, en el Monumental, y es el único que podría arrebatarle el título al líder. La zona de Libertadores está que arde y ya se consumaron tres de los cuatros descensos.

El conjunto conducido por Guillermo Barros Schelotto venció 4-0 a Aldosivi como visitantes en un estadio Minella que contó con la presencia de hinchas "neutrales", que cantaba por Boca. Pavón y Centurión, en la primera mitad, y Gago, de penal, y Silva, en el complemento anotaron los goles.

El equipo de la Ribera salió a disputar su encuentro sabiéndose que como mínimo podría llegar a dar la vuelta en la próxima fecha ya que Banfield, el nuevo único escolta, derrotó el viernes por la noche como local a Rosario Central por 3-1. De esta manera, los dirigidos por Julio César Falcioni son los únicos que llegan a la recta final del campeonato con chances de disputarle mano a mano al Xeneize el primer puesto.

River, que parecía que llegaba con el envión necesario para alcanzar e incluso superar a Boca tras golearlo en el superclásico, hace algunas fechas, mermó en sus resultados y tendrá que contentarse con clasificarse a la Libertadores 2018. Es que el Millonario dejó pasar la última oportunidad de destronar a su clásico rival: los de Núñez se vieron sorprendidos por Racing, que intenta clasificarse al torneo más importante del continente sudamericano, y perdieron 3-2.

La Academia ganaba 3-0 gracias a los goles de Lautaro Martínez, Miguel Barbieri y Marcos Acuña. A falta de diez minutos para el final, los riverplatenses intentaron una remontada que se quedó a mitad de camino ya que los tanto de Marcelo Larrando (el primero oficial con la casaca millonaria) y Jonathan Maidana no alcanzaron para como mínimo igualar el encuentro.

Con esta victoria La Acadé cuenta con los mismos puntos que Newell's, Independiente y San Lorenzo. Por diferencia de gol los rosarinos, que igualaron 1-1 con Lanús, en Rosario, estarían clasificándose a la Libertadores del próximo año.

El Rojo dejó pasar una chance inmejorable para asentarse dentro de los primeros cinco puestos y empató 1-1 como local ante Olimpo, que aún intenta permanecer en la máxima categoría del fútbol argentino. Lucas Albertengo puso en ventaja a los locales y Rodríguez empardó para el Aurinegro, que de ganar los dos partidos que restan continuará en Primera División.

El Ciclón se jugaba un duelo directo ante Colón por los cupos internacionales. En dicho encuentro, disputado en Santa Fe, el Sabalero fue más que los de Boedo y vencieron 2-1 con goles de Leguizamón y Pereyra. Fernando Belluschi había puesto el 1-1 transitorio.

Huracán es uno de los equipos que aun no se salvó del descenso (si consigue como mínimo tres de las seis unidades que quedan en juego no depende de nadie y mantiene la categoría) y con la victoria ante Unión por 1-0, en Parque Patricios, decretó los descensos de Atlético Rafaela y Sarmiento de Junín. Alejandro Romero Gamarra anotó el único gol de los Quemeros.

Los rafaelinos igualaron 1-1 ante Quilmes producto de los tantos de Lunas para Atlético Rafaela y de Andrada para los dirigidos por Cristian Díaz. De esta manera, La Crema y el Cervecero jugarán la próxima temporada en la B Nacional, junto a Sarmiento de Junín.